Para mayor ingreso, no solo eficiencia, también capacitación

Para mayor ingreso, no solo eficiencia, también capacitación

La defensa de los trabajadores no puede ser una consigna más, sino una acción basada en el conocimiento de lo que se intenta, por eso si el movimiento sindical hinca rodilla en busca de fórmulas para un incremento salarial, está obligado a la mayor capacitación, en especial acerca de las más recientes normativas sobre el tema.

Ello se hizo palpable una vez más en reciente debate de los sindicalistas nacionales del sector de la alimentaria y la pesca, quienes analizaron detalles de la Resolución 17 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, el más nuevo e importante elemento normativo del orden salarial en el país y que responde a varios de los Lineamientos aprobados en el VI Congreso del Partido.

Una máxima prevalecerá, y es que cualquier incremento será sobre la base de la eficiencia y la productividad, o sea, del cumplimiento de los indicadores directivos y las posibilidades económicas y financieras de la empresa, sin deterioro del gasto de salario por peso de valor agregado bruto planificado.

Ese fenómeno, unido a que no habrá financiamiento externo para salarios, o lo que es lo mismo, que el ingreso será proporcional a la inteligencia y esfuerzo de todos en la propia entidad, torna imprescindible una participación sindical inteligente y culta.

Como el salario a recibir no tiene límites, siempre que no se deteriore el gasto de salario por peso de valor agregado bruto planificado, resultará imprescindible también la vigilancia a cada elemento, de manera que no sorprenda un posible deterioro.

La dirección empresarial asume la responsabilidad de crear los sistemas salariales, lo que exigirá del sindicato su mayor preocupación para saber cómo estos se conforman y su potencialidad; además, obligará al sindicalismo a saber con suficiente antelación lo que ingresarán sus trabajadores antes de que el dinero esté en el bolsillo de cada uno.

Ciertamente la aplicación de la citada Resolución precisa el conocimiento más exacto de sus preceptos, en especial para ese dirigente sindical —no siempre entre los más competentes en temas económicos y financieros dentro de la empresa— que deberá prepararse al máximo para evitar el pernicioso voluntarismo y acciones apresuradas o mal concebidas por los eslabones superiores de la entidad.

En los sindicalistas presentes en la reunión quedó clara la necesidad de que a mayor y mejor trabajo deberá corresponder mayor salario, pero también comprendieron que para hacer cumplir esa máxima se les hará insoslayable el más exacto dominio de las normativas de la Resolución.

Ante tal realidad, los miembros del comité nacional del Sindicato de la Industria Alimentaria y la Pesca expusieron el siguiente ejemplo: “Hoy en esta reunión nos instruyen directivos nacionales del ministerio, sin embargo, si la Resolución 17 se materializa en cada centro, ¿qué nivel le damos a la preparación de los dirigentes sindicales en la base y a los propios trabajadores?”

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu