Si se produce y hay eficiencia, la gente debe ganar más

Si se produce y hay eficiencia, la gente debe ganar más

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…
En la Refinería Ñico López Ulises Guilarte De Nacimiento, secretario general de la CTC, conoció detalles del accionar de la empresa en aras de aumentar el ritmo de implementación de las medidas económicas dictadas en el país. Foto: Heriberto González
En la Refinería Ñico López Ulises Guilarte De Nacimiento, secretario general de la CTC, conoció detalles del accionar de la empresa en aras de aumentar el ritmo de implementación de las medidas económicas dictadas en el país. Foto: Heriberto González

¿Qué impide avanzar a un mayor ritmo la implementación del amplio paquete de medidas económicas dictadas en el país, por qué subyacen lastres en el accionar del empresariado, cómo aumentar el ingreso salarial de los trabajadores?

Con esas y otras interrogantes Ulises Guilarte De Nacimiento, secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba, visitó dos entidades de primer orden ─Refinería Ñico López y Antillana de Acero─ donde se evidenció una vez más que el tema salarial sobresale entre las preocupaciones obreras.

En la primera de ellas, el también miembro del Comité Central del Partido y del Consejo de Estado conoció el esfuerzo que realizan por asentar el criterio de que sin producción no hay nada que hacer, así como el avance en los niveles de procesamiento de crudo y en la obtención de producciones con alto valor agregado.

Los directivos de la Ñico López, tras informar sobre importantes exportaciones el pasado año, indicaron que entre sus principales limitaciones está la falta de agua, de ahí la necesidad que tienen de desconectarse de la red que abastece a la población y de insertarse en fuentes alternativas del preciado líquido.

A empresarios y sindicalistas del lugar ─y también a un grupo de trabajadores─ Guilarte De Nacimiento explicó que para elevar ingresos no podían atarse con indicadores que no respondieran a su encargo estatal. “Si ustedes no son comerciantes, por qué tener en cuenta las ventas como condicionante para subir salario”, afirmó.

“Hay que partir del concepto ─ya reconocido legalmente─ que no debe haber límites si no hay deterioro de los indicadores directivos, en especial el referido al gasto de salario por peso de valor agregado bruto planificado”, dijo además.

A pesar de todo, el tema salarial en la refinería tiene características especiales, pues allí el salario medio supera los mil 100 pesos, casi 300 pesos por encima de lo que obtenían hace apenas un año. A ello se suman los 11 CUC que como promedio obtienen.

Ante un planteamiento con fuerte arraigo en el colectivo, el Secretario General de la CTC insistió en que no hay que priorizar la idea de aumentar la estimulación en CUC. “En tanto se genere eficiencia, nada impide elevar ─sin tope─ lo que cada cual gana en moneda nacional”, subrayó.

Más allá de la tremenda importancia de sus producciones: cabilla corrugada y palanquillas, las ventas de Antillana no cubren sus costos productivos. Como entidad subsidiada en varios millones de pesos, no está integrada al perfeccionamiento empresarial.

Con dos criterios del Secretario General de la CTC comenzó el intercambio con la dirección administrativa y sindical: “Cada día nos encontramos con restricciones para los empresarios. Hay que perfeccionar cada vez los sistemas de pago”.

Los empresarios refirieron algo que no entienden, y es que el incumplimiento de las exportaciones por razones no imputables a ellos genera una sanción salarial al colectivo, pero si la cumplen no hay ningún beneficio.

“¿Por qué si no somos comercializadores?” inquirieron, y Ulises enfatizó que la sanción debería ser si ellos no cumplen lo previsto con la comercializadora, “pero ustedes son productores”, dijo.

El dirigente sindical conoció también las dificultades presentadas tiempo atrás con los sistemas de pago y la implementación desde agosto pasado de un sistema a destajo por áreas, que propició que a pesar de que este año los laminadores solo laboraran la mitad del tiempo, el actual ritmo les permite ir recuperando lo perdido.

“Ahora el indicador formador del salario es la producción de acero y antes era la correlación entre el salario medio y la productividad. Para cada turno del laminador nos pedían más trabajadores, y hoy es todo lo contrario”, refirió Arnaldo Vargas, el director general.

Ello propicia que ahora un trabajador del laminador puede ganar mil 500 pesos y 40 CUC y su jefe 2 mil pesos y 45 CUC. “Claro, enfatizó Guilarte De Nacimiento, antes no se pagaba por eficiencia”.

Es necesario que luchen por entrar al perfeccionamiento, pues es allí donde se impone la autoridad de la empresa, sin otra intervención que la inteligencia de ustedes. Es donde la dirección y el sindicato aprueban los sistemas de pago”, reconoció.

Foto: Heriberto González
Foto: Heriberto González
Foto: Heriberto González
Foto: Heriberto González
Foto: Heriberto González
Foto: Heriberto González
Foto: Heriberto González
Foto: Heriberto González

2 comentarios en Si se produce y hay eficiencia, la gente debe ganar más

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu