Un pago retribuido

Un pago retribuido

Foto de la planilla de Declaración Jurada de Impuesto sobre ingresos personales. Foto: Eddy Martin
Foto de la planilla de Declaración Jurada de Impuesto sobre ingresos personales. Foto: Eddy Martin

¿Cumple usted con el pago de sus impuestos? La interrogante puede llegar a fruncir más de un seño. De un lado: contribuyentes con obligaciones tributarias y fiscales pueden inferir que se les recuerda, una vez más, acudir a la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT) a cumplir en tiempo con la ley. Del otro: quienes creen que el tema no los atañe, sin imaginar que a menudo efectúan dicha retribución.

Sin detenerse a pensar la importancia de pagar impuestos, la acción puede resultar para muchos una reducción innecesaria de sus ganancias, una pérdida de tiempo y hasta un modo de malgastar el dinero. Pero basta un breve análisis para comprender la importancia social de este aporte; un momento de razonamiento será suficiente para opacar los anteriores argumentos.

Pagar al fisco va más allá de abonar billetes. Significa un aporte a los servicios públicos que recibimos de forma gratuita, una garantía de preservar la asistencia médica, la educación, la pensión a jubilados y tantos otros. Es un importante ejercicio para el desarrollo de nuestro país, si se tiene en cuenta que el 50% del presupuesto del Estado se dedica a gastos sociales.

La mayoría de las personas alguna vez realizó este tipo de pago. Lo hizo quizás sin saberlo, al liquidar eventualmente el Impuesto sobre Documentos, a través de sellos del timbre o el Impuesto por la Transmisión de Bienes, al comprar un vehículo o vivienda.

Con el objetivo de asegurar el cumplimento de los tributos, la Ley 113 del Sistema Tributario establece las normas sobre la liquidación de impuestos, tasas y contribuciones al Presupuesto del Estado. Por su parte, la ONAT realiza esfuerzos para fomentar la cultura en este sentido, tanto de los depositarios como de la población en general. Insiste en que las personas conozcan los límites de pago y además ofrece asistencia especializada al cliente por vía telefónica y correo electrónico.

Con el objetivo de incentivar el cumplimento, también ofrece servicios de bonificación del 5% a los clientes que cumplan antes de la fecha límite. Es un trabajo pensado en la eficiencia de la retribución y los derechos de los contribuyentes, quienes pueden reclamar si tienen dudas o están en desacuerdo con determinados aspectos como la cifra a pagar.

Para lograr la actualización del modelo económico cubano es fundamental contar con hombres y mujeres centrados en sus responsabilidades sociales. Se trata de hacer cada cual lo que le toca y hacerlo bien.

No es un secreto que la sociedad cubana no tiene experiencia tributaria,por lo cual constituye un reto eliminar las deficiencias que persisten ante las transformaciones del modelo económico cubano. En el año 2013 el pago se comportó a un 91% y 15 mil contribuyentes no declararon, cuestión que evidencia la necesidad de seguir trabajando para elevar la conciencia de la población en este sentido.

Cumplir con los impuestos, más que una cuestión legal, debe entenderse como un acto de aporte al desarrollo económico y social, es un ejercicio que requiere transparencia desde el momento en que se realiza la declaración jurada, acto obligatorio para cada depositario.

Encárguese cada cual de cumplir con sus responsabilidades, solo así garantizaremos el orden. Persistamos en el empeño de respirar tranquilos cuando nos pregunten por nuestras responsabilidades de pago.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu