Menos plantilla para más salario

Menos plantilla para más salario

Por: Abel Rivero Ochoa, Jefe del Departamento de Organización del Trabajo y los Salarios y Empleo de la CTC

Un asunto muy vinculado al comportamiento de los salarios es la categoría del empleo la que mide cuán productivos son los trabajadores en relación con la producción generada y los gastos de trabajo incurridos en ella. De ahí la necesidad de hacer coincidir en los análisis la dinámica de crecimiento entre ambos indicadores, o sea, por una parte el rendimiento productivo y por la otra la retribución en esa dirección.

En el decenio 2000–2009 la productividad del trabajo creció en menor proporción que la del salario medio, es decir, fue repartida con mayor rapidez la riqueza que la velocidad con que fue generada, un asunto insostenible en el tiempo.

Tal tendencia fue detenida en el 2010, y en el 2011 mostró ya un resultado positivo a favor de la productividad, una resultante de cierta disciplina alcanzada, tanto por la vía administrativa como sindical en el control a la efectividad de los sistemas de pago por resultados, así como por el impacto de las medidas adoptadas como parte de la actualización del modelo económico cubano, encaminadas a descongestionar el estado actual de las plantillas de cargos de las entidades, a la eliminación de los subsidios indebidos y a descargar del Estado un conjunto de actividades que podían pasar a otras formas de gestión en el sector no estatal de la economía.

A tenor con esta última idea, se aprecia que la estructura de la ocupación laboral del país ha comenzado a moverse a partir del año 2010 y más acentuadamente del 2011 en lo adelante, con la puesta en marcha de los cambios estructurales acometidos en el sistema empresarial y presupuestado, y a la ampliación del trabajo no estatal en todas sus modalidades.

Entre el 2012 y el 2011 la ocupación laboral en el sector estatal de la economía continuó descendiendo al disminuir en un 4,9 %, al tiempo que el sector privado continuó creciendo, ahora en un 8,2 %, y dentro de él, los trabajadores por cuenta propia, en un 3,3 por ciento. Lo mismo sucedió en el 2013 con un decrecimiento respecto al 2009 de 621 mil 900 ocupados en el sector estatal y un incremento de 468 mil 300 en el sector no estatal.

Un aspecto que mucho ha tenido que ver con la estructura adoptada en el empleo lo constituye la aplicación del proceso de reordenamiento laboral, asunto en el que el sindicato es garante si participa no solo desde la toma de opiniones para su puesta en marcha, sino comprobando su ejecución en las entidades, con apego a la legislación vigente y a los procedimientos establecidos, exigiendo la búsqueda de alternativas de empleo de los que son declarados disponibles, aspectos en los que aún no hemos avanzado lo suficiente.

Pero también le corresponde favorecer que se evalúe por la dirección de cada entidad el impacto del reordenamiento en el valor agregado y en la productividad, y propiciar con ello el incremento del salario de los trabajadores, habida cuenta de que se ha generado mayor eficiencia por la vía de la reducción de los ocupados y por consiguiente en el ahorro relativo generado en el fondo de salario, una de las nuevas figuras contenidas en las directivas de la planificación del 2014, para desatar las fuerzas productivas y hacer crecer más dinámicamente los ingresos de los trabajadores.

Es en esa dirección en la que el sindicato debe continuar trabajando en función de garantizar la eficiencia en la empresa estatal socialista, forma principal de nuestra economía, de cuyos resultados dependerá la construcción de nuestro socialismo próspero y sostenible, velando porque en respaldo al plan concebido y proyectado se garantice la plantilla correspondiente y utilicemos racionalmente el recurso laboral y no se dilapide o se eleve la intensidad del trabajo de manera indiscriminada, sin repercutir en los ingresos de los trabajadores.

Un comentario en Menos plantilla para más salario

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu