Usurpadora de su vivienda

Usurpadora de su vivienda

Lourdes Castro asegura que su situación es temporal y que tiene la expectativa de hallar un alquiler social que le sea posible pagar de acuerdo con sus condiciones actuales.
Lourdes Castro asegura que su situación es temporal y que tiene la expectativa de hallar un alquiler social que le sea posible pagar de acuerdo con sus condiciones actuales.

En Córdoba, en España, que hace siglos fue una ciudad conocida por culta, Lourdes Castro, de 37 años, fue juzgada por usurpar su propia vivienda. Había sido desahuciada junto a sus dos hijos, uno de nueve y el otro de 12 años, el 19 de octubre de 2012, por el impago de una hipoteca al Banco de Santander por un valor de 72 mil euros.

Antes de la ocupación de la familia, Propiedades Residenciales, una empresa con sede en Luxemburgo, compró la vivienda en una subasta y pidió la orden de desahucio. A Lourdes se le acusa de usurpación y se le exige una multa de tres euros al día en un período de 3 meses, además se le pide el pago de 3 mil euros por daños y perjuicios.

Lourdes Castro explicó que dejó de pagar la hipoteca después de quedarse en paro y que el subsidio que recibe de 426 euros solo le alcanza para su manutención y la de sus niños. Sus intentos de negociación con la empresa han desembocado en nada por la constante petición de dinero. Por dinero, Lourdes y sus hijos perderán su casa, el espacio íntimo de ese hogar se les volverá una evocación.

La mujer casi llegó a acordar con Propiedades Residenciales el pago de 4 mil euros unido a un contrato de alquiler social con futura opción de compra. Pero la empresa estuvo inconforme y con el tiempo pidió más dinero y Lourdes debió desistir.

Varias personas han apoyado la causa de Lourdes. La Fiscalía destaca que ella ocupa una propiedad que legalmente no le pertenece. La mujer ha sido criticada por no haber encontrado una solución a través de la Junta de Andalucía.

Lourdes Castro asegura que su situación es temporal y que tiene la expectativa de hallar un alquiler social que le sea posible pagar de acuerdo con sus condiciones actuales. Mientras, las viviendas en España zapatean al compás de las sardónicas fluctuaciones de los euros.

Un comentario en Usurpadora de su vivienda

  1. Bueno que asunto mas doloroso este. Los desahucios son comunes en este pais de la democracia, campeon que de la mano de la llamada “posicion comun”, potenciada incluso hoy por el gobierno de Rajoy y definida claramente por Margallo hace u n par de dias en Bruselas, de da el lujo de criticas a Cuba. Un pais como Espana donde se llega hasta negociar la obtencion de la residencia si un inversor viene y compra una vivienda por encima de determinado precio. Un pais incluso donde cientos de miles de viviendas permaneces vacias o a medio construir. Un pais que vive bajo un Ley de Desahucios que viene desde la segunda decada del Siglo pasado. Un pais donde cada dia los ricos son mas ricos y la riqueza se reparte en unas cuantas familias. Un pais donde sus jovenes, algo que tanto le critican a Cuba, deben emigrar en busca de trabajo, volviendo a hacer lo mismo que hicieron por siglos, dejando como positivo una huella que nos hace tener el mismo idioma y parecidas costumbres. Un pais que han destrozado convirtiendolo en un armario de cemento y que a visto fenecer sus industrias y minas, y hasta su propia agricultura. Ya apenas nadie recuerda las protestas del pasado ano de los mineros asturianos?, o las protestas reprimidas con toda fuerza de parte de la policia contra los que exigian el reconocimiento de sus derechos?. O un pais que dicta una Ley de seguridad ciudadana cuestionada por buena parte de la nacion?. O un Ley amntiaborto que limita el derecho de las mujeres a decidir cuando han de tener su hijo?.

    No se les parece hoy mas a la Espana de hace uno cuantos anos?, y esto para no hablar de la tapa puesta encima de la Memoria Historica que guarda no se cuantos cadaveres de personas que fueron asesinadas.

Escribir comentario

© 2013 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt 
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu