Capacidad, liderazgo y disposición

Capacidad, liderazgo y disposición

Denis Escalona Tillet, secretario general del buró sindical en la Empresa Termoeléctrica de Cienfuegos. |foto: Juan Carlos Dorado
Denis Escalona Tillet, secretario general del buró sindical en la Empresa Termoeléctrica de
Cienfuegos. |foto: Juan Carlos Dorado

Como en otras tareas, los jóvenes forman parte activa en la dirección del movimiento sindical. Integrantes de la nueva hornada imprimen fuerza y dinamismo a una labor con mucho tiempo de existencia, sin dejar de ser responsables y humanos. Una pasión para quienes, a pesar de la poca edad, comprenden su verdadera importancia.

Cuando logran establecer un vínculo real con sus compañeros, es difícil que abandonen su cargo. Representar a sus colectivos laborales, atender a cada afiliado y hacerlo sentir parte del movimiento, pueden ser cuestiones prioritarias para ellos.

Un ejemplo es el ingeniero Denis Escalona Tillet, quien ocupa desde marzo del 2013 la responsabilidad de secretario general del buró sindical en la Empresa Termoeléctrica de Cienfuegos. Dos años antes se había incorporado a laborar en esa entidad. Por el voto mayoritario de los 425 trabajadores fue elegido recientemente delegado directo al XX Congreso de la CTC.

Motivar y movilizar

La participación de las nuevas generaciones apuntala una cantera necesaria que garantiza la continuidad. Su incorporación a los cargos de dirección está relacionada en muchos casos con la capacidad para erigirse como modelo para los demás.

Denis Escalona considera que la presencia de los jóvenes no solo en el sindicato, sino también en las administraciones y las organizaciones políticas y de masas, es vital. “La actualización del modelo económico de nuestro país requiere de la participación de directivos preparados y con un alto sentido de pertenencia, que sean capaces con su ejemplo personal de motivar y movilizar a los trabajadores en todas las tareas”, explicó.

“La edad no dificulta mi desempeño como dirigente”, comentó Yordani Pérez Barrios, quien labora en una empresa de reconocido aporte a la producción, la Unidad Empresarial de Base (UEB) Multiplicador Porcino en Pinar del Río, y lleva siete años al frente de una sección sindical. “Para nosotros no hay tarea imposible, siempre y cuando uno se consagre a lo que hace, con disciplina y responsabilidad”.

Yanelys Román Suárez, secretaria general del buró provincial del Sindicato de Trabajadores de las Ciencias en Cienfuegos. | foto: Barreras Ferrán
Yanelys Román Suárez, secretaria general del buró provincial del Sindicato de Trabajadores de las Ciencias en Cienfuegos. | foto: Barreras Ferrán

A juicio de Yusniel Herrera Castillo de la misma provincia, quien acumula dos años al frente de la sección Micro V, de la UEB número 4 de la ECOA 1, “todo está en proponérselo. Debes ser una persona preocupada por el trabajo, sacrificada; estar dispuesto a representar a los compañeros en todo momento y en cualquier lugar”, recalcó.

La clave, como afirma la pinareña Yilianne Alonso Simón, secretaria general de la sección del Mercado Industrial Sensación, es comprender que “la posibilidad de dirigir no debe ser solo para las personas de más edad. Cuando empecé no tenía ninguna experiencia y sin embargo ya llevo dos años”.

Al respecto Yanelys Román Suárez, secretaria general del buró provincial del Sindicato de Trabajadores de las Ciencias en Cienfuegos, considera que el movimiento sindical “tiene que ser creativo, y para ello la inspiración de la juventud es imprescindible. Hoy tenemos dirigentes con demasiada permanencia en el cargo. Lo adecuado es que haya a la vez, presencia de cuadros con experiencia y nuevos.

“Uno de los principales objetivos de trabajo es atenderlos de manera especial, por lo que significan en la continuidad de la obra de la Revolución. Pero hemos sido morosos para motivarlos e incorporarlos a las listas de reservas en todos los niveles, así como a las direcciones de las secciones sindicales y al activismo. En las sesiones finales del XX Congreso deberían acordarse acciones que posibiliten darle prioridad a ese propósito”.

Denis Escalona también considera este un asunto a debatir. “Resultará oportuno enfatizar en cómo conseguir una mejor preparación de los dirigentes en la base y lograr, con las herramientas y los métodos adecuados, que se sientan motivados en la ejecución de la tarea asignada”, apuntó.

“Seguir sumando jóvenes es un reto para el sindicato. Estamos buscando muchachos y muchachas ejemplares, laboriosos, sensibles a los problemas de los trabajadores, empáticos, que sepan escuchar, valientes, preparados, estudiosos constantes”, comentó Ismael Druyet Pérez, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, la Ciencia y el Deporte.

“Hoy —continuó— se acentúa mucho más la necesidad de que el movimiento prepondere la atención a los que se inician en el mundo laboral, de ahí salen los dirigentes sindicales.

“Ellos en la dirección de los sindicatos son una fortaleza. Acogen las responsabilidades con mucho entusiasmo. Son polémicos y con sus razonamientos y reflexiones son capaces de comprender que es necesario transformar estilos, métodos, formas de gestión del rol y desempeño del sindicato”, resaltó Druyet Pérez.

Ismael Druyet Pérez, secretario general del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la  Educación, la Ciencia y el Deporte. | foto: César A. Rodríguez
Ismael Druyet Pérez, secretario general del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación, la Ciencia y el Deporte. | foto: César A. Rodríguez

¿Desinterés o desconocimiento?

Ocurre con frecuencia que al proponer a un joven para dirigir en alguna estructura sindical de inmediato expresa su rechazo. Yanelys Román acentuó una de las razones de ese comportamiento: “Cuando se le pregunta por qué no quiere integrar el ejecutivo o la lista de reserva, simplemente plantea que no aspira a parecerse al líder sindical del centro donde labora, porque no tiene protagonismo, no está preparado”. En concordancia, Druyet Pérez lo atribuye a un cúmulo de diversos factores. “Sí lo podemos considerar como una dificultad y un problema a atender, podríamos hablar de desinterés, desmotivación.

“Tiene que ver con desconocimiento de la actividad, no se aprende si no se involucran, si no participan, y entonces también está relacionado con nuestra capacidad para hacerlos partícipes.

“Además, debemos tomar en cuenta la experiencia que ellos viven cotidianamente. Si no ven la autoridad, el liderazgo, la ejemplaridad, el respeto y el protagonismo del sindicato, o por lo menos de sus líderes, y si se suma la falta de respuestas a los reclamos de nuestro movimiento, dicen: ‘bueno, ¿para qué yo me voy a buscar problemas?’

“La calidad de los procesos eleccionarios es indispensable. No puede ocupar la responsabilidad sindical cualquier persona. Otro elemento es que, a veces algunas instituciones desconocen o minimizan el poder del sindicato y todo esto tiene que ver con la poca importancia que luego le dan los muchachos a la organización”, explicó.

Rafael Hernández García, secretario del buró sindical de la Universidad de La Habana y miembro del Comité Provincial de la CTC, considera que no es falta de compromiso o deseos la incorporación de sus contemporáneos. “Siempre queremos formar parte de la acción. Lo principal que puede estar fallando es que deseamos participar en algo que marque la diferencia, que cambie los tiempos.

“Hay muchos que no ven en la organización sindical la herramienta para ello, y si no está la percepción de un sindicato capaz de cambiar la realidad aparejado con la voluntad de sus afiliados, pues sencillamente el joven se siente motivado o no a participar en la dirección por disciplina, porque se necesita a alguien.

“Pero, si nos dan la oportunidad de saber que nuestro quehacer va a modificar y repercutir sobre el bienestar de todo un colectivo, aparecen jóvenes dispuestos”, opinó.

Capacidad, liderazgo y disposición para organizar y representar adecuada y conscientemente a los trabajadores son los pilares básicos que deben sustentar la continuidad del movimiento sindical cubano, que tiene en sus jóvenes un digno relevo.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu