Lázaro Peña fue  un educador social

Lázaro Peña fue un educador social

Con su investigación doctoral, la profesora Digna Pérez Bravo rescata la faceta de Lázaro Peña como pedagogo, nunca antes reconocida como tal. Foto: Heriberto González
Con su investigación doctoral, la profesora Digna Pérez Bravo rescata la faceta de Lázaro Peña como pedagogo, nunca antes reconocida como tal. Foto: Heriberto González

Según cuenta la recién doctorada en  Ciencias Pedagógicas Digna Pérez  Bravo no fue fácil realizar una tesis  que abordara la Contribución de la  labor educativa de Lázaro Peña al  desarrollo de la educación obrero-sindical  en Cuba, pues algunos argumentaban  que el Capitán de la Clase  Obrera no había sido pedagogo, considerándolo  en el sentido estrecho de  la palabra.

Sin embargo, Digna —profesora  de la Escuela Nacional de Cuadros  Sindicales Lázaro Peña y durante  más de dos décadas en este sistema—  sabía que solo bastaba profundizar  en la vida y en la obra de este revolucionario  para validar sus opiniones al  respecto.

Luego de algunos tropiezos iniciales  y a sugerencia de Lucinda  Miranda (autora de libros sobre  esta figura, paradigma del movimiento  obrero cubano) conoció al  doctor Rolando Buenavilla Recio,  quien en la Universidad de Ciencias  Pedagógicas Enrique José Varona,  de la capital, dirige un proyecto  basado en el estudio de personalidades  que, de una manera u otra,  han contribuido al desarrollo de la  Pedagogía.

Entonces, cuando le habló del  asunto y se presentó, Buenavilla le  dijo: “Te estaba esperando. Lázaro  Peña es de los que falta y voy a ser  tu tutor”. A partir de ahí empezaron  a trabajar, labor a la que después se  sumó, también como tutora, Isabel  García González, docente de esa propia  institución.

La selección del tema fue idea  de la propia doctorante. “Ya se había  publicado el texto de Lucilo  Batlle sobre Blas Roca y siempre me  preocupó que Lázaro Peña no había  tenido esa suerte, pues los libros de  Lucinda recogen más bien los hitos  biográficos y son una compilación  de discursos e intervenciones. Es  decir, nunca antes se había reconocido  en el líder de la clase obrera  cubana su faceta como pedagogo y  educador popular.

“Lázaro Peña siempre me había  motivado, ya que mi abuelo lo conoció  y en mi casa, siendo yo adolescente,  el asunto era un tema recurrente.  Pero nunca imaginé que  llegara a laborar en una escuela  sindical; de ahí que cuando me incorporé  ya tenía algunas ideas del  quehacer de este hombre de pueblo”,  afirmó Digna.

En la investigación demostró, en  primer lugar, que la labor educativa  de Lázaro Peña puede concebirse  como un sistema de influencias que él  ejerció —basado en sus ideas y acción  práctica— en los trabajadores, en sus  modos de actuación y en la conciencia  de cada uno de ellos.

“Por lo tanto, es un paradigma  a seguir y su pensamiento tiene  hoy una vigencia extraordinaria,  fundamentalmente en la educación  obrero-sindical en nuestro país, que  con la tesis quedó contextualizada,  porque anteriormente se habían heredado  algunos términos de la Organización  Internacional del Trabajo.  Considero que hice un pequeño  aporte en una arista poco conocida  e investigada”.

La docente, de vasta experiencia  en la profesión, defendió su trabajo  en noviembre pasado, casualmente al  cumplirse el aniversario 40 del XIII  Congreso de la CTC —efectuado en  noviembre de 1973—, el último en el  que participó el líder sindical y donde  él definiera (aunque con otros términos)  cómo debía llevarse a cabo la  educación obrero-sindical.

“Fue un congreso histórico,  donde Lázaro Peña planteó que la  educación, es decir la preparación,  debía ser en forma de sistema, a través  de una escuela nacional e instituciones  provinciales, y en la base  no faltaran charlas, conferencias y  seminarios.

“De ahí que a partir de su legado  e ideas hoy contemos con este sistema  de escuelas, que es la materialización  de la educación obrero-sindical en  Cuba, hoy institucionalizada, generalizada,  con un prestigio a nivel nacional  e internacional”.

Con la presente investigación  —subrayó Digna— creo hice justicia  a Lázaro Peña, una personalidad de  la cultura, del movimiento sindical,  que tanto luchó por la unidad de los  trabajadores y del pueblo. “Además,  tengo el compromiso de aportar a mis  compañeros de trabajo todo lo aprendido”.  Así lo demostró en su tesis doctoral la profesora Digna  Pérez Bravo, primera docente del sistema de escuelas  sindicales que alcanza tal título académico.

Un comentario en Lázaro Peña fue un educador social

  1. Buenos dias, por favor Dr Digna Pérez Bravo donde puedo leer y mas que leer estudiar su trabajo investigativo sobre Lázaro Peña.
    Gracias
    Nayri Ada Redonet Gómez
    Especialista para el CITMA
    Centro de investigación Y Servicios Ambientales

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu