De subtítulos y spots en la Televisión Cubana

De subtítulos y spots en la Televisión Cubana

Le televisión cubana es pública, y debe respetar a su público
Le televisión cubana es pública, y debe respetar a su público

Lo escribimos hace algún tiempo y lo volvemos a escribir: ¿por qué la televisión transmite películas con subtítulos defectuosos, a destiempo, con problemas  de concordancia, con garrafales errores ortográficos, con pésimas traducciones? Hace algunos domingos, en Arte Siete, se llegó al extremo de poner frases en inglés.

No es serio, no es conveniente, no debería ser ni siquiera concebible. Pero pasa una y otra vez.

Ya se sabe que no resulta fácil completar una programación  cinematográfica muy ambiciosa. Imaginamos que las procedencias de las copias sean disímiles. Pero ni siquiera el cartelito que anuncia que “esta película no ha sido subtitulada por la Televisión Cubana, discúlpenos las molestias” salva la responsabilidad de la institución.

Vamos a decirlo una vez más, con todas las letras: la televisión nacional —que es pública, que tiene una marcada vocación  cultural y educativa— no puede permitirse faltas de ortografía. No es un consejo, algo que tomar en cuenta o no. Es un imperativo. Es extraño, de hecho, que  las instancias educacionales de este país no se pronuncien con más fuerza sobre ese problema.

Habrá que buscar alternativas. Habrá que rastrear mejor los subtítulos por internet y hacerles las correspondientes  correcciones. Habrá que prescindir de ciertas películas si las  traducciones son pésimas.

En los tiempos que corren parece inaudito que sea tan difícil corregir un subtítulo. Alguien tiene que asumir esa responsabilidad.

Copiar y pegar

A estas alturas nadie podrá tener dudas sobre la capacidad  de nuestros diseñadores gráficos. Es obvio que la Televisión  Cubana (TVC) no siempre tiene a su disposición a buenos profesionales de ese sector. Quizás sea hora de “tercerizar” esos servicios. Si algunas instituciones culturales como Casa de las  Américas, el Consejo Nacional  de Artes Escénicas, la Unión  Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac)… pueden costear mensajes audiovisuales  de excelente factura, ¿por qué no la TVC?

Un programa como 23 y M, por ejemplo, suele tomar spots extranjeros, concebidos con otros fines, y les superpone (con mayor o menor cuidado) mensajes promocionales del espacio. La suerte es que las leyes de derecho de autor están en pañales en  este país, en otro ámbito pudieran enfrentar grandes demandas.

Pero el asunto es más complejo. Quedémonos en la sugerencia: si pueden hacer un spot original, no copien el ajeno.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu