¿La fórmula definitiva para la agricultura cubana?

¿La fórmula definitiva para la agricultura cubana?

Una nueva experiencia para la comercialización agilizará la extracción de productos del agro y su distribución a las redes de mercados en La Habana, Artemisa y Mayabeque.  Foto: René Pérez Massola
Una nueva experiencia para la comercialización agilizará la extracción de productos del agro y su distribución a las redes de mercados en La Habana, Artemisa y Mayabeque.
Foto: René Pérez
Massola

Una de las mayores deficiencias que tiene la agricultura cubana es el acopio y la comercialización de los productos. Durante años se han tratado de introducir cambios en las formas para su realización, pero siempre quedan baches e insatisfacciones, tanto de los productores como de los consumidores.

Ahora se instaurará, con carácter experimental, un nuevo procedimiento para la comercialización de productos agropecuarios en La Habana, Artemisa y Mayabeque, que en un término más o menos de un año, debe dar los frutos esperados para su extensión a todo el país. En ese tiempo se ratificarán los aspectos positivos y se propondrán las modificaciones que sean necesarias para llegar a las normas definitivas.

Así lo precisó en conferencia de prensa, Roberto Pérez Pérez, jefe del Grupo de Política Agroindustrial de la Comisión de Implementación de los Lineamientos aprobados por el VI Congreso del Partido.

El Decreto No. 318/2013, publicado en la Gaceta Oficial Extraordinaria, el 6 de noviembre en curso, es explícito en los objetivos, facultades, productos agropecuarios a comercializar, disposiciones generales, venta minorista, trabajo por cuenta propia, arrendamiento de mercados y de los camiones. También dispone las posibilidades para la venta de envases a los productores, el abastecimiento al consumo social y la comercialización de la papa.

Como parte del proceso de actualización del modelo económico que vive nuestro país, en el propio número de la Gaceta Oficial, se publicó la Resolución No. 673/2013, del Ministro de la Agricultura, sobre los objetos sociales de las unidades básicas de producción cooperativa, las de producción agropecuaria y las de créditos y servicios.

Elementos nuevos

Las políticas se han diseñado teniendo en cuenta el contenido de los Lineamientos 181 y 183, que plantean adecuar la producción alimentaria a la demanda y la transformación de la comercialización, así como la búsqueda de mecanismos de gestión más ágiles que contribuyan a reducir las pérdidas, al simplificar los vínculos entre la producción primaria y el consumidor final, incluyendo la posibilidad de que el productor concurra al mercado por sus propios medios.

José Puentes Nápoles, director de comercialización del Ministerio de la Agricultura (Minag), dijo que entre las modificaciones establecidas se libera, para la base productiva, la comercialización de los productos agrícolas luego de que hayan cumplido sus compromisos contractuales con el Estado; y permite el vínculo directo entre esas unidades y el mercado “para que estas participen en mayor medida de los precios minoristas”, aseveró.

Indicó que los centros del consumo social podrán adquirir productos, a precios por acuerdo, en la red de establecimientos, además de recibirlos del modo tradicional. Autoriza, además, la organización de mercados mayoristas de abasto donde puedan concurrir los compradores estatales y los no estatales para adquirir productos agrícolas a precios por acuerdo.

“Estas medidas ponen en igualdad de condiciones a todos los mercados, y reconoce a los trabajadores por cuenta propia, tanto para la comercialización mayorista como minorista. También permite a las unidades productoras arrendar camiones para el trasiego de las mercancías y libera la venta sin subsidio de los envases a los productores”.

Del orden y la disciplina

Sobre el reordenamiento de los mercados que se realiza en La Habana para eliminar las indisciplinas, manteniendo el orden y la cercanía de estos a los consumidores, Eduardo Tomé Consuegra, vicepresidente del Consejo de la Administración de la capital, informó que hasta el momento se han eliminado 190 puntos de venta, los cuales no cumplían con los requisitos legales definidos por Planificación Física y los gobiernos municipales.

Actualmente funcionan mil 552 puntos de venta y son los directivos de la delegación provincial de la Agricultura y de la Empresa de Mercados, los responsables de controlar y exigir por su disciplina en los 15 municipios de la capital.

El funcionario admitió en la conferencia de prensa, que ello trata de resolver los problemas de indisciplina que se manifestaban hasta el momento, en que cualquiera ubicaba un punto de venta a nombre de una cooperativa y era de otro, violando los requisitos que se exigen e incidiendo en el aumento de los precios.

La viceministra del Ministerio de Comercio Interior, Bárbara Acosta Machín, precisó que el decreto otorga facultades a los consejos de administración provinciales de La Habana, Artemisa y Mayabeque, para regular determinadas cuestiones de disciplina y ordenamiento; tales como la ubicación de los centros para la comercialización, la zona donde deben situarse los carretilleros, siempre que sea a más de 300 metros de un mercado o punto de venta.

Entre las responsabilidades que asumen estos órganos se encuentran el suministro al consumo social y la presentación de la demanda de productos de cada provincia, la cual debe tomarse en cuenta para garantizar el suministro estable a la población.

Precisó que también los consejos municipales tienen una alta participación en este reordenamiento, pues es en el consejo popular donde se realiza la comercialización; “lo cual no quita la responsabilidad que tenemos todos los funcionarios de los organismos involucrados en hacer cumplir lo legislado y su control”.

Respecto a la eliminación de puntos de venta, José Puentes comentó que debe hacerse con mucho cuidado, justificando cada acción, porque si usted tiene un punto de venta frente a su casa y se lo quitan y luego debe caminar siete cuadras para adquirir los productos se irrita; por eso se han tratado de ubicar en los lugares adecuados para que la población no se sienta agredida ni afectada.

Flexibilizar el objeto social de las cooperativas

Las dos nuevas disposiciones a las cuales nos referimos en este trabajo, se aplican tras la instrumentación de más de 14 políticas aprobadas para el sector después del VI Congreso del Partido, tendentes al ordenamiento de un sector que es vital en el desempeño económico de la nación y debe incrementar su aporte a la dieta de los cubanos y la sustitución de importaciones.

Orlando Díaz Rodríguez, director jurídico del Minag, manifestó que la Resolución 673/2013, del titular de la agricultura, regula la actualización de los objetos sociales de las cooperativas: UBPC, CPA y CSS.

Define para ellas las actividades de producción, prestación de servicios y comercialización de los productos de las ramas agrícola, ganadera, forestales, cañeras y otras; el mercadeo de esos renglones a los diferentes destinos según sean contratadas; así como la venta a personas naturales, miembros de esas entidades, y a los usufructuarios de tierra vinculados, de los insumos para esas producciones, además de la prestación de servicios en razón de las labores del campo.

Estas medidas constituyen otro paso a favor de la flexibilización de la producción agropecuaria y sus mecanismos de realización, que pudieran ser la fórmula definitiva para acercar los productos del agro a la mesa de los cubanos.

4 comentarios en ¿La fórmula definitiva para la agricultura cubana?

  1. En mi opinion en esto incide el factor humano nuestro pais gasta dinero en investigaciones, tiene un vasto territorio es el hombre que no cumple su rol yo vivo hace años en dominicana y veo que aqui siembran en las lomas es verdad que producen destruccion de la ecologia pero dominicana siendo mas pequeño abastece el mercado en el caso de nuestro pais es problema del agricultor debemos de dejarnos de estarnos quejando constantemente, ahora que le liberarizaron la venta de sus productos lo importantes es producir eseo genera bienestar, cuba tiene las condiciones como ningun otropara ser auto suficiente en materia agricola y puede ser el lider de la produccion organica algo tan necesario hoy cuando comemos alimentos llenos de pesticidas y plaguicidas

    • LO UNICO QUE NO SE HABLO CUANDO SE BAN A DAR LOS PRODUCTOS LIMPIOS SOIN TIERRA QUE HABESES BAS A COMPRAR UNA LIBRA DE BONIATO O DE YUCA Y LO QUE COMPRA ES UNA LIBRA DE TIERRA EN TODOS LOS PAISES DEL MUNDO LOS PRODUCTOS AGRICOLAS SE LABAN Y SE SEYAN YO NO SE HASTA CUANDO EL HESTADO PERMITE HESE HABUSO QUE SE PAGA MAS POR LA TIERRA QUE POR EL PRODUCTO COMESTIBLE

  2. Les doy un año de gracia antes de opinar, para no ser injusto. También espero que para esa fecha alguien se digne de hacer un reportaje sobre los resultados del experimento milagroso con el que se espera podamos llenar nuestras mesas y nuestra barrigas. Nos vemos en un año.

  3. la formula definitiva para acercar los productos del agro a la mesa de los cubanos ??? reflexiones, si es la formula definitiva se puede interpretar que si no da los resultados esperados, no habran mas formulas, hace mas de 50 anos que estan probando diferentes procedimientos sin resultados o con resultados que se apartan sensiblemente de los esperados, hay leyes de todo tipo y por supuesto las leyes hay que cumplirlas o respetarlas, si no se cumplen es un delito que por supuesto estan previstas las sanciones en los diferentes codigos penales de cada pais , bueno la ley economica de la oferta y la demanda se viene incumpliendo desde hace muchos anos en cuba y no pasa nada la vida sigue igual, por lo tanto creo que ya no hay formula para resolver la falta de alimentos de la agricultura, hasta que se establezca de verdad que los campesinos y el sector estatal comercialicen en base a la oferta y la demanda como se realiza en el resto del mundo

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu