Mezcla, en favor de la cultura y de su heredad

Mezcla, en favor de la cultura y de su heredad

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…
El mural de Portocarrero alegórico a la Patrona de Cuba, corre peligro de desaparecer.
El mural de Portocarrero alegórico a la Patrona de Cuba, corre peligro de desaparecer.

En nuestro país existe un amplio y variopinto cosmos religioso, el cual abarca desde el catolicismo hasta la religión yoruba —probablemente los dos cultos más practicados—, amén de la existencia de otras cristianas y de procedencia oriental, congregadas en disímiles instituciones y organizaciones independientes del Estado, a las que los cubanos pueden afiliarse con absoluta libertad.

Esa múltiple y diferente visión del mundo, desde la espiritualidad individual y colectiva, está en correspondencia con la heterogénea y rica formación de la cultura cubana, en la que las religiones católica y la santería o Regla de Ocha, desempeñan un importante papel fundacional. Se trata de una complejidad de cultos, iniciada con la colonización española, que trajo a este archipiélago tanto al catolicismo como a los negros esclavos de África.

Desde entonces en Cuba se produce un fenómeno conocido como sincretismo; es decir, la práctica extendida entre la población de rendir culto a los dioses africanos de la cultura yoruba a través de las imágenes de los santos venerados en la religión católica. A este tema, entre otros relacionados con la religión, fue dedicada la peña Mezcla, del escritor y artista de la plástica y miembro de la Uneac, Denys San Jorge Rodríguez, auspiciada por la dirección provincial de Cultura de Artemisa, y su sección de literatura, con el apoyo de la dirección de cultura y la biblioteca Antonio Maceo, de Bauta.

Este encuentro con frecuencia mensual tiene como fin promover la literatura y las artes visuales vinculadas al libro, sobre la base del debate entre los creadores invitados y el público —estudiantes, artistas, trabajadores y jubilados de diferentes sectores—, quienes esta vez, y teniendo como sede la parroquia de Nuestra Señora de la Caridad, de Baracoa, localidad de Bauta ubicada en el litoral norte, deliberaron en torno a un hecho que comenzó a gestarse tras el arribo aquí de la población negra procedente de África.

Como es costumbre apreciar entre el auditorio de Mezcla, asistieron directivos del gobierno, a su vez grandes colaboradores del arte y de la cultura allí; la Uneac, la Asociación Hermanos Saíz, y las direcciones de Cultura y Educación; además de representantes de las instituciones culturales del territorio; y la presencia de Eloy Ricardo Domínguez, párroco de la iglesia de Nuestra Señora de las Mercedes, de Bauta. Esta tertulia ha tenido entre sus invitados a destacadísimas personalidades de la cultura.

En el coloquio convocado bajo el tema de La Virgen de la Caridad del Cobre en la poesía y el arte cubanos, la curadora de arte, Sussette Martínez Montero, presentó una ponencia sobre el sincretismo en el cine cubano, segmento cuya dinámica fue enriquecida con la proyección de varios fragmentos de filmes.

También fue rememorada una notable figura de la cultura insular, el sacerdote y poeta español Ángel Gaztelu Gorriti (Navarra, 1914 – Miami, 2003), párroco (1941- 1957) de la mencionada iglesia de Nuestra Señora de las Mercedes, quien incentivó a varios intelectuales de diferentes creencias religiosas de la primera mitad del pasado siglo a crear el Grupo Orígenes (1944-1956), presidido por el escritor José Lezama Lima, que también dirigió la revista homónima.

Con orgullo, los bautenses hablan de las obras originales que en esa capilla se conservan de los maestros Mariano Rodríguez (La Habana, 1912 –1990), René Portocarrero (1912 – 1985) y Alfredo Lozano (La Habana, 1913 —San Juan, Puerto Rico, 1997). Joyas a las que se suman las piezas existentes en la Parroquia de Baracoa, que presidieron la peña, tales como el mural de Portocarrero alegórico a la Patrona de Cuba, único realizado por el artífice con esta técnica; y la escultura en caoba, de Lozano, quien recreó, con una visión latinoamericanista, al Jesucristo que rige el altar.

Este último maestro también había realizado un bajorrelieve en mampostería, ubicado en el sagrario que posteriormente, durante una descuidada reparación del templo, fue destruido. Estas obras, como las de la iglesia de Bauta, fueron valoradas por Gaztelu como “lo más estimable del arte religioso moderno en Cuba”.

Sin embargo, estas reliquias del patrimonio de la nación corren peligro debido al inminente derrumbe de ese templo inaugurado en 1956 por Monseñor Carlos M. de Céspedes, quien entonces dijo que era el “…mejor ejemplo de arquitectura religiosa contemporánea, con perfume de autóctona, que tenemos en nuestra Isla”.

Detalle del deprobable estado del techo de la parroquia.
Detalle del deprobable estado del techo de la parroquia.

Mezcla, incisiva sobre aspectos críticos que tienen que ver con la cultura, alertó sobre las fatales consecuencias que para estos legados de grandes maestros de la vanguardia cubana pudiera tener la arriesgada situación constructiva en que se encuentra esa parroquia, cuyas puertas están arruinadas y su techo al caerse, debido a su adversa cercanía a los implacables efectos del mar.

Acciones en defensa de la cultura y de su heredad, como las de la peña Mezcla, demandan, hoy como nunca, la cultura cubana, desde sus primigenios predios: las instituciones culturales de base.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu