Sitios que no vuelven

Sitios que no vuelven

Por Fernando Rodríguez Sosa

Poesía de la memoria. Poesía del recuerdo. Poesía de la remembranza. Poesía de la añoranza. Términos todos que pueden servir para definir un cuaderno de versos que recupera esos espacios, esos escenarios, esos sucesos, esas huellas, que testimonian el tiempo vivido por el hombre y la experiencia acumulada en su devenir.

Sitios que no vuelven (Editorial El Mar y la Montaña, Colección La Fama, 2012, 76 pp) es el título de ese libro, en que su autor, José Raúl Fraguela, reúne, en dos secciones –Trampas oníricas y Ecos de mi luz—, textos que rescatan del olvido las marcas indelebles que, desde la razón y la pasión, ha dejado el tiempo en su historia personal.

Marcas que afloran en este poema, titulado “Un lugar llamado Mantua”, que resulta como un homenaje a las raíces:

Por Norbe, Lourdes,

Caridad y Albertico.

Por Jose.

Regresé a esta ciudad sin nunca haber estado;

nueva y entrañable,

fue emoción donde todas confluyen,

nostalgia por delante de la ausencia,

regazo de los sueños,

hogar.

Un sitio que no vuelve.

“Este poemario –escribe la también poeta Mireya Piñeiro Ortigosa— transcurre, sin malabarismos formales en busca de la novedad, por una de las vertientes más tenaces del género: el rescate emotivo de la intimidad, de esas huellas que nos van legando la familia, los amigos, los encuentros y desencuentros con el amor y esos pequeños lugares por donde asistimos al discurrir de la existencia”.

Ese hermoso amor filial, que matiza todo el conjunto, aparece en este breve y emotivo poema, “Trascendencia”, que, a manera de rendición de cuentas, dedica el autor a su hijo:

En la memoria de mi hijo…

alguna vez

seré paz y ternura,

abrazo y primavera,

seré amigo, raigambre, certidumbre,

coartada ante los cargos de la vida;

jalonaré sus pasos a la muerte

hasta sanar de mí, del mundo,

de ese padre ideal que nunca he sido.

Autor de una obra lírica, dirigida tanto al lector adultos como a niños y jóvenes, José Raúl Fraguela (Pinar del Río, 1961), además de poeta, profesor, editor y promotor cultural, ha abordado en sus versos un amplio universo temático, a través de diversas formas estróficas, entre ellas la décima.

Como de bronce candente (1998), Espiral del tiempo (2001), De mi patio al monte (2003) y Ronda la ronda (2005) son algunos de los poemarios que conforman su bibliografía, en la que también aparecen el ensayo El libro. Arte, técnica, oficio (2005) y la antología De la ciudad, estación poética (2002).

Con Sitios que no vuelven, José Raúl Fraguela enriquece su obra lírica. Más, igualmente, propone a los lectores, a través de estos limpios y transparentes versos, descubrir emociones, intimidades, sentimientos… Un poemario que devela al hombre, desde esa otra dimensión que solo rigen el amor, el afecto, la fraternidad, la lealtad, la entrega, la ternura…

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu