Poemas de amor y ternura

Poemas de amor y ternura

Por Fernando Rodríguez Sosa

Mucho se ha comentado, a lo largo del tiempo, acerca de lo difícil que es escribir para niños y jóvenes. Porque, en todo empeño dirigido a tan exigente e inteligente público, es imprescindible no solo seleccionar el tema que despierte el mayor interés, sino también saber utilizar aquellos recursos que logren cautivar la atención de los pequeños lectores.

Resulta evidente que la escritora Nersys Felipe está convencida de la necesidad de satisfacer tales presupuestos. Y para demostrarlo, entrega ahora un cuaderno de versos que confirma, una vez más, el alcance, trascendencia y permanencia de su producción literaria dirigida a quienes, en palabras del más universal de los cubanos, son la esperanza del mundo.

En Con tanto fa sol la si (Editorial Gente Nueva, Colección Escolar, 136 pp), que así se titula el libro, la autora reúne casi sesenta poemas en que, con la fantasiosa imaginación y el impecable discurso lírico que la caracterizan, recrea elementos de la naturaleza de la isla, rinde tributo a la historia patria y exalta los más puros sentimientos humanos.

Como un auténtico canto de amor a lo cubano puede calificarse “Invierno y Preguntón”, uno de los textos que integran la colección:

Yo tengo un sombrero alón

donde cabe un aguacero.

Dora Alonso

—¿Adónde vas, Invierno?

—A Cuba, Preguntón,

ligero el equipaje,

de ala el sombrerón.

—¿Sombrero alón, Invierno?

Donde tú vas no hay sol.

—A Cuba has de llevarlo

bien ancho, Preguntón.

—¿En Cuba no cae nieve?

—En Cuba reina un sol

que a la palma acaricia

y besa al girasol.

—¿Y calienta la tierra

ese amoroso sol?

—Con él, de enero a enero,

la fruta se madura

y perfuma la flor.

—¡Invierno, no te vayas

a Cuba, por favor!

¡Espérame, que vuelvo

con mi sombrero alón!

Los poemas agrupados aparecen, igualmente, marcados por esa cadencia, ese ritmo, esa musicalidad, que es fácil de advertir en la obra, tanto en verso como en prosa, de Nersys Felipe. Rasgos que le conceden a sus textos un especial sello, que la identifica y la singulariza en el panorama de las letras cubanas dedicadas a niños y jóvenes. “Montemar” es una precisa muestra de esa característica:

El mar buscando al monte.

El monte al mar.

Monte y mar en mi costa

sin arenal.

Sobre el mar, tronco blanco

de palma real.

Palma real que sus pencas

quiere salar.

Verde intenso de monte.

Azul de mar.

Hoja y ola juntando

dulzura y sal.

Claros trinos de espuma

saben cantar,

los sinsontes montunos

de junto al mar.

Diversas formas estróficas enriquecen las páginas de Con tanto fa sol la si, para de tal manera develar el hábil manejo del verso por parte de la autora. La llamada estrofa nacional, la décima, ocupa un lugar privilegiado en el conjunto, como lo ejemplifica “Maestro”, sencillo y hermoso homenaje al Padre de la Patria:

Abierta en el monte umbrío,

escuelita de mi sierra.

Rosa de guano en la tierra

de palma, barranco y río.

Venían del lomerío

niñas y niños en bando.

Tus bancos se iban llenando.

Se iluminaba el papel.

Y en su voz, Carlos Manuel

iba la letra enseñando.

Galardonada, en el año 2011, con el Premio Nacional de Literatura por la obra de la vida, Nersys Felipe (Guane, Pinar del Río, 1935), poeta, narradora, guionista de radio, actriz, es autora de libros emblemáticos dentro de la literatura creada en Cuba, en el último medio siglo, para la niñez y la juventud.

En su bibliografía aparecen, entre otros títulos, las narraciones Cuentos de Guane y Román Elé, ambas galardonadas con el Premio Casa de las Américas; Maísa, Premio La Rosa Blanca, y Corazón de libélula, Premio de la Crítica Literaria. Algunos de sus poemarios son Para que ellos canten, Premio La Edad de Oro; Música y colores; El duende pintor,  y Pajuela fina.

Con tanto fa sol la si, que viene acompañado de las sugestivas ilustraciones de Rita Gutiérrez Varela, es –como afirma la doctora María Dolores Ortiz, en las palabras de presentación del cuaderno— un libro de “poemas de amor y ternura (…) que escribe esta pinareña sensible y conocedora de los mágicos resortes que se mueven en los corazones infantiles”.

Un libro que no solo viene a reafirmar los valores ideoestéticos presentes en la literatura de Nersys Felipe, una de las más sólidas voces de la creación infanto-juvenil insular. Un libro, asimismo, que enriquece el fértil, variado y fecundo catálogo editorial que, en Cuba, se dedica a quienes, también en certero juicio martiano, son los que saben querer.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu