Ni televisor ni refrigerador

Ni televisor ni refrigerador

Técnico reparando televisor. Foto: Tomada de Escambray.
Técnico reparando televisor. Foto: Tomada de Escambray.

Muy enojado nos escribe desde Puerto Padre, Las Tunas, Nelson Betancourt Morales debido al maltrato recibido durante años por los compañeros de Copextel, tras haber comprado un televisor que dejó de funcionar poco tiempo después de adquirido.

En un mensaje electrónico, Betancourt señala que en marzo del 2010 adquirió un Atec Haier de 29 pulgadas en la tienda La Victoria, en su municipio, y después de cinco meses presentó problemas con las bocinas.

Luego de reclamar, los técnicos le hicieron un reporte, donde manifestaron que no habría más visitas a la vivienda; pero que no se preocupara porque la garantía estaba detenida desde la fecha de ese documento. Asimismo, le indicaron que le pondrían las bocinas cuando entraran al taller.

Betancourt visitó a esos especialistas en más de dos ocasiones, y le planteaban continuamente la inexistencia de esos dispositivos. En una ocasión entraron, pero le dijeron que no había transporte para trasladarlos y se acabaron.

Decidió devolver el televisor el día 5 de marzo del 2013, pues al otro día se vencía la garantía. El jefe le manifestó que no había problemas: después de vencida, la garantía correría por la fecha de reporte del fallo; o sea, tenía un año y medio más de vigencia.

“Seguí esperando y el 9 de julio del 2013 volví al taller y me plantearon que no había bocinas. Les señalé que al otro día traería el televisor para que me devolvieran el dinero y así lo hice”, indica.

El nuevo jefe, Andry Céspedes Díaz, expresó a Betancourt que su caso no era problema de él, y que arreglaría el televisor. Finalmente le dieron un reporte sin más garantía, pero ahora el televisor está presentando problemas otra vez.

 “Yo necesito que me devuelvan el tiempo de garantía, que Copextel se responsabilice con este acto, y que se tomen las medidas pertinentes”, concluye Betancourt.

Lo pagué y no funciona

Por otra parte, la joven Jennifer Ramírez Fernández, nos escribe muy decepcionada desde el municipio capitalino de Playa, después de no recibir una respuesta satisfactoria por la rotura de su refrigerador Haier, el 24 de julio pasado.

En su queja, la joven de 17 años, señala que ese día el equipo dejó de funcionar y lo reportaron pasados los días festivos. En esa ocasión, los compañeros del taller le plantearon que irían a valorarlo en los próximos cinco días. La visita del mecánico nunca tuvo lugar y a principios de agosto, después de múltiples llamadas, la atendieron y la respuesta fue que no había equipo para cambiar, que era mejor dejarlo en casa antes que tirarlo en el consolidado.

Jennifer destaca que su madre no ha terminado de pagar el refrigerador, y cuestiona los reportajes transmitidos por televisión que destacan la garantía de los equipos y las piezas de repuesto. De igual modo, lamenta sentirse engañada e impotente ante la falta de solución “a problemas derivados de la mala calidad de los equipos vendidos al pueblo”.

2 comentarios en Ni televisor ni refrigerador

  1. Estaba epensando hasta que punto los servicios en nuestro pais caen en el profundo hueco de la ineficiencia. Da deseos de no se que solo pensar como le pelotean a uno en casos como este y casi nunca hay un bienhechor que te de una respuesta adecuada.

    Mucho engano y enfemerdad malsana creo que que si hay. No podria decir hasta donde ni como valorartomando una cinta, como cuando se mide una distancia, pero realmente es una enfermeda que tiene no solo a extenderse sino a enfermar todas las almas.

    Primero una tienda que vende un producto de bajisima calidad a precio inflado – abusivo ademas y tecnicamente con anos de atraso seguramente, despues una taller que te tiene de pushing-ba de un lad para otro. Un tecnico que vaya ud a saber. Una empresa que no garantiza repuestos yde ahi hacia atras la lista se alarga y me hace ir adonde aquello compradores de artefactos baratos, para despues “meterselo” en la cabeza al consumidor del patio que no tiene adonde ir.

    El caso de refrigerador es la misma novela, el mismo cuento, el mismo engano.

    Toidos esos tecnicos trabajan libremente y seguro que se apoderaron (pagandolo para no decirle ladrones), despues son ellos los poseedores de los repuestos y especulan a su antojo. Que caos!!!, que desorden! y cuando las autoridades le pondran freno a todo eso????. Malditos aquellos que hacen de su vida lo malsano y pueden hasta enriquecerse a costa de los que poco o nada tienen…

  2. Los eletrodomesticos deben estar revisados y garantizados , con garantiA de repuestos o en su caso cambiarlo por otro ,el esfuerzo de ahorrar para comprarlos es grande y hay que ser responsable porque no nos gustaria que nos pase a nosotros (hay que vender calidad)

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu