Industria del níquel: La salud del trabajador en el punto de mira

Industria del níquel: La salud del trabajador en el punto de mira

Atención integral se brinda en el puesto médico de la empresa Comandante Ernesto Che Guevara. Fotos: Del autor
Atención integral se brinda en el puesto médico de la empresa Comandante Ernesto Che Guevara. Fotos: Del autor

Emanaciones de gases tóxicos, elevadas temperaturas,  excesivos ruidos y gran cantidad de polvo  son, entre otros, riesgos a los que están sometidos  a diario los trabajadores de la industria del  níquel, ubicada en el municipio minero-metalúrgico  de Moa, en el nordeste de la provincia de  Holguín.

Por eso en esta rama de la economía cubana,  en la cual descansa uno de sus principales rubros  exportables, resulta imprescindible priorizar  todo lo relacionado con la salud de los integrantes  de cada colectivo obrero, en especial de los vinculados  directamente a la producción.

Lo primero que se realiza es un chequeo médico preempleo, de carácter obligatorio, en las diferentes  entidades productivas, con el objetivo de  evitar el ingreso de personas que presenten problemas  de salud, proclives a enfermarse al entrar  en contacto directo con un medio nocivo.

Quienes laboran de forma permanente, tanto  en las minas como en las diferentes plantas, son  sometidos a un chequeo médico anual, dirigido  fundamentalmente al control de los riesgos, pues  incluye pruebas como la funcional respiratoria y  acústica para los que están expuestos al polvo, los  gases y el ruido.

Las empresas productivas de este sector  cuentan con servicios propios de consultas especializadas,  así como de prevención que reciben  a trabajadores de áreas peligrosas como hornos,  secaderos, recuperación y cobalto, calcinación y  sínter en el Profilactorio Nacional Obrero y el  Instituto de Medicina del Trabajo.

En la Che Guevara  

La empresa niquelífera Comandante Ernesto Che  Guevara, una de las dos dedicadas a la producción  del preciado metal, constituye un ejemplo  elocuente de cuánto se puede hacer a favor de la  salud de los trabajadores y, sobre todo, en la prevención  de enfermedades profesionales.

La licenciada Gloria Landa Aquiles, especialista  de salud ocupacional de esta entidad, dijo  que el empeño fundamental está dirigido a evitar  la aparición de enfermedades y la educación sanitaria  de los trabajadores, de modo que adquieran  conocimientos sobre los riesgos existentes y  de lo que pueden hacer para minimizarlos.

“No hacemos nada con tener un buen puesto  médico, con variados servicios y atenciones, si  quienes laboran dentro de la fábrica o en las minas  no ganan conciencia de los peligros a que están  expuestos, usan los medios de protección, se  cuidan y acuden al médico ante el menor síntoma  de un trastorno de salud”, sentenció.

Los obreros se exponen al polvo en labores como las de limpieza de ventiladores en secaderos.
Los obreros se exponen al polvo en labores como las de
limpieza de ventiladores en secaderos.

Además de consultas médicas y servicios de  enfermería, el centro asistencial de la Che Guevara  dispone de laboratorio, salas de fisioterapia,  estomatología, observación y pruebas funcionales  respiratorias y de audiometría, en correspondencia  con la prioridad concedida al cuidado de  sus obreros.

En esta empresa se han identificado dos tipos  de enfermedades profesionales, que son las  neumoconiosis del tipo silicosis provocadas por  la aspiración excesiva de polvos de sílices, y las  hipoacusias neurosensoriales, debido a la exposición  continuada a ruidos por encima de los límites  permisibles.

La especialista de salud ocupacional informó  que los primeros reportes de estos padecimientos  tuvieron lugar en el año 2002, con la implementación  de estudios generalizados, y hasta la fecha se  han diagnosticado siete casos de neumoconiosis y  cinco de hipoacusias, un nivel bajo en un colectivo  de más de 3 mil trabajadores.

Abilio Pupo Rosales, operador de la planta de  secaderos y fundador de la fábrica, dijo: “Yo llevo  28 años de labor ininterrumpida y apenas me he  enfermado, a pesar de lo duro que es el trabajo.  Claro, por nosotros se preocupan, nos hacen chequeos  médicos, nos llevan al profilactorio de La  Habana y los jefes son bastante exigentes con el  uso de los medios de protección”.

A los vinculados directamente a la producción se les realiza la prueba funcional respiratoria.
A los vinculados directamente a la producción se les realiza la prueba funcional respiratoria.

Otros riesgos  

Los obreros del níquel también están expuestos a  accidentes del trabajo y pueden padecer con mayor  frecuencia de enfermedades comunes como las pulmonares  obstructivas crónicas, sacro- lumbalgias y  bursitis, a causa de la aspiración de sustancias nocivas,  el gran esfuerzo físico y la nocturnidad.

La ingeniera Beatriz Taño, directora de seguridad,  salud y medio ambiente, dijo que en correspondencia  con esta situación mantienen actualizado el  plan de riesgos laborales por puestos de trabajo, confeccionado  según las normativas de la Resolución 31  del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

“Nosotros no solo tenemos identificados los  equipos requeridos para cada puesto y contamos  con suficientes recursos financieros, sino que los  empleamos en la adquisición de cascos, guantes,  espejuelos, máscaras, botas, petos y overoles,  y exigimos por su utilización, pues quien no lo  haga es penalizado”, puntualizó.

Lo mismo en la Che Guevara como en la Moa  Níquel S.A. Pedro Sotto Alba, la otra entidad  productora, se realizan inspecciones periódicas  para comprobar el estado de los medios y las medidas  de protección.

La automatización del control del proceso contribuye a la reducción de riesgos.
La automatización del control del proceso contribuye a la
reducción de riesgos.

Un gran impacto, tanto para los trabajadores  como la población del municipio y el medio ambiente,  tiene la instalación de filtros, sustitución  de equipos defectuosos y la supresión de salideros,  que contribuyen a reducir la contaminación  por sustancias químicas y minerales.

Aun cuando queda mucho por hacer en materia  de protección y disminución de riesgos, siempre  presentes en un proceso tan complejo y necesario  para la economía, no hay dudas de que todo  lo concerniente a la salud y el entorno se mantiene  en el punto de mira en la industria cubana del  níquel.

Un comentario en Industria del níquel: La salud del trabajador en el punto de mira

  1. La salud es lo primero , porque sin salud no hay rendimiento (hay que buscar seguridad frente al trabajo jubilar antes de los 60 años )sobre todo usar los medios de prevencion

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu