Trabajadores

Contrapunteo de asuntos

Opiniones diversas o preocupaciones sobre un mismo tema suscitaron un contrapunteo cubano durante la discusión del Anteproyecto de Ley Código de Trabajo en el periódico Vanguardia, de Villa Clara.

Sobre el artículo 2 referido a la incorporación al trabajo de jóvenes menores de 18 años algunos de los presentes optaron por no recomendarlo. Otros menos radicales, plantearon su preocupación al aplicarlo en el sector no estatal donde se establecen relaciones familiares, lo que hace difícil demostrar que no se están cumpliendo las regulaciones que protegen a los menores.

En particular precisaron que con los jóvenes con diferencias, retraso mental u otra discapacidad, que sus familiares o tutores también la presenten, el asunto puede complicarse.

Referido a la custodia del expediente laboral hubo quien afirmó que era razonable la propuesta de protegerlo el trabajador, otro grupo aconsejó dejarlo en las manos de la administración, Arturo Chang propuso informatizar ese documento por su trascendencia e importancia.

También sobre las posibilidades de capacitación los criterios fueron diversos. Por una parte se reconoció la necesidad de proteger el tiempo dedicado al trabajo, por otra se recomendó rediseñar el proceso docente de las universidades para poder superarse en maestrías, postgrados, doctorados, incluso cursos por encuentros para no coincidir con el horario laboral, pues consideraron imprescindible la superación en todos los sectores.

En otros planteamientos hubo consenso. Entre ellos que el salario sea estímulo al trabajo y la calidad, que las ventajas que ofrece la ley 13 para la mujer se conserven, que oficios medulares que son cíclicos como puntistas, mecánicos de centrales, torneros se les dé un tratamiento especial en los contratos de trabajo; así como que el adiestramiento y el servicio social en todas sus variantes se mantengan.