Alicia Alonso: “Lara nos hace vivir a todos”

Alicia Alonso: “Lara nos hace vivir a todos”

Retrato de Noel Nicola. La exposición podrá ser visitada en el Salón de los Embajadores del Hotel Habana Libre.
Retrato de Noel Nicola. La exposición podrá ser visitada en el Salón de los Embajadores del Hotel Habana Libre.

“Lara, el artista, el ser humano, el hombre, con su pintura inseparable, da belleza. Uno está mirando una pintura de él y percibe movimiento, belleza. Es una historia. Uno escucha sus poemas, esas palabras… eso que está escrito así, da vida, da movimiento, da arte. Lo felicito, está viviendo y nos hace vivir a todos. Gracias, Lara”.

Con esas palabras, la primera ballerina assoluta y directora del Ballet Nacional de Cuba, Alicia Alonso, saludó la nueva exposición y la presentación del más reciente poemario (Domos Magicvs) de Jesús Lara Sotelo (La Habana, 1972), cuya vorágine creativa es reconocida no solo en la pintura, sino además en el dibujo, la escultura, la fotografía, la cerámica, las instalaciones y el video-arte, amén de sus producciones literarias en poesía, prosa, ensayo…

Bajo el provocativo título de Yo también sueño con serpientes, este creador reafirma su peculiar y versátil manera de hacer pintura, cuyo cuño —fuertemente personal— ha transitado desde el paisajismo, la abstracción, la figuración, el surrealismo… y ahora, tal fusión de todos estos estilos muestra sus nuevos trabajos en los que sobresalen notables pretensiones cubistas, movimiento (1) en el que milita con sus propias señas, sin romper definitivamente con la figuración y la perspectiva y realzando el lenguaje espiritual de los colores. Atrevida incursión con la que da continuidad a la recurrente auto-revalorización crítica de su arte.

“Cada vez me convenzo más de que la espiritualidad ha sido el vehículo por el cual he atravesado el umbral, el ir de la oscuridad fecunda a la dádiva de la virtud”(2), tal ha dicho Lara. Y en Yo también sueño… confirma esa sentencia. Y no solo por el tratamiento plástico —de efervescentes matices— de algunas figuras sobresalientes de la cultura cubana, sino porque en estas obras trascienden dos sentimientos y emociones diferentes: las de los individuos objeto de ellas y las del propio autor.

Inquiriendo en las peculiaridades físicas y en la sicología de esas personalidades, Lara las representa mediante un expresionismo que igualmente apela a la utilización de la abstracción, particularmente en los fondos y en las pinceladas y manchas dispuestas en las fragmentaciones de las formas. Sus geometrías son punzantes y tal vez sugieren cierto alejamiento de la naturaleza. Pero no: el artista apela a ella, una y otra vez, aunque la percibamos deformada.

En 1906, el genio Pablo Picasso, precursor del cubismo, afirmó: “Dos problemas se plantearon para mí. Comprendí que la pintura tenía un valor intrínseco, independiente de la reproducción real del objeto. Me pregunté si no había que representar los hechos como se sabe que son en vez de como uno los ve. Ya que la pintura tiene su belleza propia, se podría crear una belleza abstracta con tal de que siguiera siendo pictórica…”, sentencia que prevalece en la creación iconográfica de Lara y que en Yo también sueño… es irrebatible.

Como experimental solución compositiva, en esta nueva serie, el artista incursiona en el cubismo motivado por sus volcánicas reflexiones intelectuales y por su intención de crear, sobre la forma, una nueva representación visual, en concordancia con su obra precedente. Y en tal sentido, al minimizar las gradaciones de sombras y luces, debido a la segmentación de los volúmenes, tensa hasta el límite el lenguaje tradicional de su pintura.

Sin embargo, queda claro que se trata de un loable (otro) ensayo de Lara, que no significa en modo alguno negación de sus técnicas y estéticas anteriores, resumidas aquí. Yo también sueño… es un nuevo reto dentro de una probada posición vanguardista.

Al observar estas obras, el célebre pianista Frank Fernández dijo: “Siempre me ha impresionado Lara. Todo el mundo sabe que he escrito sobre él alguna música, una especie de retrato musicalizado. Pero dentro de esta serie (…) me ha impresionado el retrato de Noel Nicola, porque me parece que se fue, la botó del parque, porque se fue más allá de la fisionomía. El cuadro de Noel es donde yo admiro al artista. El Noel trascendió lo figurativo, lo contemplativo, lo abstracto; trascendió el vehículo llamado técnica o estilo para sacar el alma del retratado; y esa es la verdadera misión de un artista…”

(1) El cubismo tuvo su origen en Francia, en 1908, cuando Henri Matisse, al contemplar un cuadro de Georges Braque, titulado Case et I’Estaque, que representaba casas con apariencias cúbicas, dijo que eran como pequeños cubos (“bizarrería cúbica”). De ahí se derivó el nombre de cubismo.

(2) Lara entrevista a Jesús. Inédito. Autoentrevista. Jesús Lara Sotelo, La Habana, 2013.   

“Lara, el artista, el ser humano, el hombre, con su pintura inseparable, da belleza. Uno está mirando una pintura de él y percibe movimiento, belleza. Es una historia. Uno escucha sus poemas, esas palabras… eso que está escrito así, da vida, da movimiento, da arte. Lo felicito, está viviendo y nos hace vivir a todos. Gracias, Lara”.

Con esas palabras, la primera ballerina assoluta y directora del Ballet Nacional de Cuba, Alicia Alonso, saludó la nueva exposición y la presentación del más reciente poemario (Domos Magicvs) de Jesús Lara Sotelo (La Habana, 1972), cuya vorágine creativa es reconocida no solo en la pintura, sino además en el dibujo, la escultura, la fotografía, la cerámica, las instalaciones y el video-arte, amén de sus producciones literarias en poesía, prosa, ensayo…

Bajo el provocativo título de Yo también sueño con serpientes, este creador reafirma su peculiar y versátil manera de hacer pintura, cuyo cuño —fuertemente personal— ha transitado desde el paisajismo, la abstracción, la figuración, el surrealismo… y ahora, tal fusión de todos estos estilos muestra sus nuevos trabajos en los que sobresalen notables pretensiones cubistas, movimiento1 en el que milita con sus propias señas, sin romper definitivamente con la figuración y la perspectiva y realzando el lenguaje espiritual de los colores. Atrevida incursión con la que da continuidad a la recurrente auto-revalorización crítica de su arte.

“Cada vez me convenzo más de que la espiritualidad ha sido el vehículo por el cual he atravesado el umbral, el ir de la oscuridad fecunda a la dádiva de la virtud”2, tal ha dicho Lara. Y en Yo también sueño… confirma esa sentencia. Y no solo por el tratamiento plástico —de efervescentes matices— de algunas figuras sobresalientes de la cultura cubana, sino porque en estas obras trascienden dos sentimientos y emociones diferentes: las de los individuos objeto de ellas y las del propio autor.

Inquiriendo en las peculiaridades físicas y en la sicología de esas personalidades, Lara las representa mediante un expresionismo que igualmente apela a la utilización de la abstracción, particularmente en los fondos y en las pinceladas y manchas dispuestas en las fragmentaciones de las formas. Sus geometrías son punzantes y tal vez sugieren cierto alejamiento de la naturaleza. Pero no: el artista apela a ella, una y otra vez, aunque la percibamos deformada.

En 1906, el genio Pablo Picasso, precursor del cubismo, afirmó: “Dos problemas se plantearon para mí. Comprendí que la pintura tenía un valor intrínseco, independiente de la reproducción real del objeto. Me pregunté si no había que representar los hechos como se sabe que son en vez de como uno los ve. Ya que la pintura tiene su belleza propia, se podría crear una belleza abstracta con tal de que siguiera siendo pictórica…”, sentencia que prevalece en la creación iconográfica de Lara y que en Yo también sueño… es irrebatible.

Como experimental solución compositiva, en esta nueva serie, el artista incursiona en el cubismo motivado por sus volcánicas reflexiones intelectuales y por su intención de crear, sobre la forma, una nueva representación visual, en concordancia con su obra precedente. Y en tal sentido, al minimizar las gradaciones de sombras y luces, debido a la segmentación de los volúmenes, tensa hasta el límite el lenguaje tradicional de su pintura.

Sin embargo, queda claro que se trata de un loable (otro) ensayo de Lara, que no significa en modo alguno negación de sus técnicas y estéticas anteriores, resumidas aquí. Yo también sueño… es un nuevo reto dentro de una probada posición vanguardista.

Al observar estas obras, el célebre pianista Frank Fernández dijo: “Siempre me ha impresionado Lara. Todo el mundo sabe que he escrito sobre él alguna música, una especie de retrato musicalizado. Pero dentro de esta serie (…) me ha impresionado el retrato de Noel Nicola, porque me parece que se fue, la botó del parque, porque se fue más allá de la fisionomía. El cuadro de Noel es donde yo admiro al artista. El Noel trascendió lo figurativo, lo contemplativo, lo abstracto; trascendió el vehículo llamado técnica o estilo para sacar el alma del retratado; y esa es la verdadera misión de un artista…”

Un comentario en Alicia Alonso: “Lara nos hace vivir a todos”

  1. Primero felicitar al artista de la plastica y escritor Jesus Lara Sotelo por sus recientes logros bien merecidos,y felicitar al periodista Jorge Rivas por tan extraordinario artículo..!!,Fui testigo personalmente cuando del Museo de la Danza hace menos de un mes,llamaron a Jesus Lara Sotelo para hacerle entrega de manos de Pedro su director,esa entrevista hermosa en soporte digital,donde pertenecen estas palabras halagadoras dichas especialmente por la Ballerina Assoluta Alicia para el artista de la plástica Lara.Pienso que se ha sido justo y necesario lo que en esta página se ha escrito acerca de Lara y que muchos no conocemos o queremos ignorar …A prueba de balas Jesus Lara ha logrado magníficas cosas,sin practicamente apoyo de las personas e instituciones correspondientes,cosa que es penosa!!.Asi que te felicito nuevamente Jesus Lara Sotelo,otro round vencido con espiritualidad!!!Como tu mismo has escrito ´´Quien forja su espiritu pone precio a su cabeza´´…y hace rato noto que la tuya ya lo tiene!!!….Pero que el amor siga acompañando siempre tu andar por este universo que es tuyo!!Como dijo el Maestro ´´Honor a quien Honor merece´´.
    Atentamente
    MUMI.(Lic.en Musica,Instituto Superior de Arte,Cuba)

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu