Uniformes “por la calle”

Uniformes “por la calle”

Venta de uniforme escolar en las unidades de servicios de la red de tiendas pertenecientes al Ministerio del Comercio Interior. Foto: Milka Miranda Rivero.
Venta de uniforme escolar en las unidades de servicios de la red de tiendas pertenecientes al Ministerio del Comercio Interior. Foto: Milka Miranda Rivero.

“Durante dos años consecutivos, mi hija, estudiante de preuniversitario, no ha alcanzado el uniforme escolar que le corresponde. El curso pasado tuve que comprarle uno por la calle porque en la tienda que le correspondía ya no había; este año no voy a hacer lo mismo”.

Estas fueron las palabras a nuestra redacción de Diley Brito Amado, en un mensaje electrónico enviado desde Camalote, Nuevitas, Camagüey.

La remitente destaca que esta vez la tienda volvió a quedarse sin el uniforme para su hija; no obstante, “en la calle República, en la ciudad de Camagüey, varios ciudadanos lo revenden a altos precios. Yo no puedo hacer lo mismo del año pasado porque mi solvencia económica no me lo permite”.

Finalmente, Brito se cuestiona: ¿El uniforme escolar no viene por cada estudiante? ¿Cómo es posible que los uniformes, distribuidos por la red de comercio, se comercialicen en el mercado negro?

3 comentarios en Uniformes “por la calle”

  1. Bueno no se descubre el Meditarreneo; porque y son tantos los porqueses. La realidad es dura y triste, porque ocurre eso, pues simplemente porque hay mas de uno que se roba los uniformes en los almacenes o en las propias tiendas, y en ultimo lugar, quien sabe, porque no se fabrico la suficiente cantidad de una medida equiz, pero esto es casi una posibilidad ewntre no se cuantas. La esencioa es el robo, el desvio. Es una de las formas mas comunes en nuestra cubita bella y hermosa. Ademas cuando esto ocurre, es porque algo anda mal, cuestionese entonces el papel de el MINCIN, tantas veces cuestionado .

  2. Siempre pensé que los revendores o revendoras eran los que adquirían los uniformes para comercializarlos a sobre precio en contubernio con las tenderas. Pero este año me enteré que son las tenderas las que se llevan los uniformes para su casa o los venden en la tienda. Debían botarlas a todas y meterlas presas. Qué descaro. Con qué impunidad actúan. Investiguen y verán que todavía tienen muchos uniformes guardados, sobre todo los de las tallas conflictivas. Saludos.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu