Mariano Rodríguez: “Con el grito del combate, cantó el gallo…”

Mariano Rodríguez: “Con el grito del combate, cantó el gallo…”

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

“Mariano Rodríguez, no hay que decirlo, es Mariano; o mejor dicho, Mariano, es Mariano Rodríguez. (…) Mariano es un pintor fuerte, que sabe su oficio, que conoce todas las artes y artimañas de estos, y de cuya obra emerge invariablemente el hombre, la realidad vital que somos…”.

Tales palabras del Poeta Nacional Nicolás Guillén, dichas en su voz(1), fueron extraídas de la obertura del material fílmico Mariano, del experimentado realizador Tony Lechuga, reciente producción del Centro de Desarrollo del Documental Octavio Cortázar —que dirige el prestigioso cineasta Miguel Torres—, la cual será estrenada este martes, a las 3:00 p.m., en el teatro del Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA), con motivo del aniversario 100 de esa institución.

Para introducirse en disímiles senderos existenciales del excelso creador, el corto —de 24 minutos de duración—, toma como pretexto la magna muestra de pinturas de José Mariano Manuel Rodríguez Álvarez (1912-1990), sencillamente Mariano, presentada en septiembre del pasado año en el edificio de Arte Cubano del MNBA, en ocasión del centenario del artífice.

Lechuga (guion y dirección), se valió de un sagaz equipo que logra entretejer momentos esenciales del montaje de ese proyecto titulado Mariano Rodríguez: vuelo y arraigo, que permiten penetrar en los trajines relacionados con la curaduría de esa exhibición, integrada por 37 piezas (pinturas y dibujos) correspondientes al período de 1950 a 1966. También incluye imágenes del documental Mariano, de Marisol Trujillo, además de otros documentos, fotos y entrevistas.

Entre las personalidades consultadas se encuentra José Veigas, curador y erudito de la vida y la obra de Mariano, quien afirmó que existen escasas reproducciones de las obras realizadas por el maestro entre 1962 y 1966. Y enfatizó que fue una sorpresa apreciar los originales de esas piezas.

Otro connotado especialista en arte cubano de la vanguardia, Roberto Cobas, del MNBA, hace valiosas revelaciones en torno al emblemático pintor, quien desde muy joven se comprometió con la lucha antimperialista. Su obra exuberante, alegre, dinámica, esencial… puede disfrutarse en este documental mediante el excelente trabajo de fotografía a cargo de Raúl Rodríguez y el de fotos fijas de Carlos Miranda (también en la iluminación).

Al referirse al fundador de la llamada Escuela de Pintura de La Habana, Beatriz Gago, investigadora del archivo de José Veigas, detalla que él incursionó de forma extraordinaria en la abstracción, sobre la cual acumuló la experiencia de sus viajes a Nueva York.

Julita Mariño y Noel Enrique Díaz, también participantes en el proyecto expositivo del MNBA como diseñadores, explican algunas de las particularidades conceptuales de esa exhibición, en la que el color del salón (rojo) desempeñó importante expresividad, en tanto realzó la visualidad de un período poco estudiado de este maestro; y destacan las calidades de documentación e impresión del catálogo.

Lechuga igualmente aprovecha fragmentos de las palabras de presentación de la muestra, a cargo de Luz Marino Acosta, subdirectora del MNBA, conocida figura del magisterio y de la crítica y la ensayística sobre arte cubano, quien exhorta al espectador a acercarse a Mariano “desde nuestra conciencia del siglo XXI, tal vez como él hubiera querido que nos aproximáramos a su obra”.

Relevante es la inclusión de segmentos de una entrevista con Mariano(2), mediante la cual el propio creador enfatiza momentos sobresalientes de su carrera artística, y exaltó sus años en Casa de las Américas junto a Haydée Santamaría.

Vale destacar la labor de edición (Juan Carlos Llapur) y de diseño de la banda sonora (Raúl Amargó), que mantienen en alto el ritmo del documental(3), en lo que resulta eficaz la apoyatura con piezas instrumentales de George Friedrich Haendel, Beatriz Corona, Osmany Hernández y José María Vitier, interpretadas por Ensemble alternativo, dirigido por Greta M. Rodríguez, y la utilización de varios temas para cine tomados del CD Visiones, de Sergio Vitier.

Finalmente, el corto refleja otra muestra en homenaje a Mariano organizada el pasado año en Casa de las Américas, en cuya inauguración Roberto Fernández Retamar, presidente de esa institución, dijo que se trata de una selección representativa de sus sólidas relaciones con los artistas de la plástica de América Latina y del mundo. Son obras que fueron donadas por gestiones del maestro y hoy forman parte del preciado patrimonio de ese centro.

La producción toma como insignia de apertura y cierre, el Autorretrato de Mariano (1938), y concluye con el poema Gallo con flor, de Retamar, que precisa en algunos de sus versos: “…con los pasos firmes de los trabajadores, brotaron las espuelas de los gallos. Con el fuego del pueblo, con el fuego de las sangrientas batallas dolorosas, se encendieron los ojos del gallo. Con el trueno de la multitud, con el grito del combate, cantó el gallo…”(4)

(1), (2) y (4): Textos tomados del archivo del programa radial Formalmente informal, de Radio Habana Cuba, dirigido por Orlando Castellanos.

(3) El equipo técnico de este documental estuvo integrado, además, por Esther García (producción), Landy Sánchez (asistente de dirección), Leandro Rodríguez (camarógrafo asistente y segunda cámara) y Leonardo Marrero (productor de rodaje).  |

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu