Trabajadores

Tema racial al tapete entre intelectuales cubanos

Ya desde 1998 Fidel Castro había llamado a los intelectuales cubanos a abordar el problema, y con el siglo XXI comenzaron a aparecer programas sociales para mejorar la calidad de vida en segmentos con alta tasa de negros y mulatos

El tema racial moviliza a los intelectuales de Cuba, con iniciativas como la Comisión Aponte para crear conciencia sobre un asunto complejo e históricamente enraizado. El periódico Granma reseña este martes varias acciones emprendidas desde el ámbito cultural en pos de una justicia social más plena, más allá de los discursos, respecto a los afro-descendientes cubanos.

El artículo, firmado por el periodista y escritor Pedro de la Hoz, responde a recientes campañas para “hallar fisuras que conduzcan a la desintegración del cuerpo de la nación” a partir del problema racial.

El texto aborda insuficiencias en la lucha por la igualdad plena, reconocidas hace ocho años por el líder histórico de la Revolución, Fidel Castro, en un congreso de pedagogía.

De acuerdo con Granma, ya desde 1998 Fidel Castro había llamado a los intelectuales cubanos a abordar el problema, y con el siglo XXI comenzaron a aparecer programas sociales para mejorar la calidad de vida en segmentos con alta tasa de negros y mulatos.

En la actualidad, el proceso de actualización del modelo económico cubano traza directrices para superar ese y otros problemas, pero el articulista advierte que es preciso trabajar en la subjetividad.

Amén del trabajo de los parlamentarios, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) promueve el aporte de los afrodescendientes a la forja de la nación, mediante la Comisión Aponte, nombrada en honor a uno de los pioneros del independentismo nacional.

En esa cuerda, el pasado año abundaron los recordatorios por el centenario de la creación del Partido de los Independientes de Color y la posterior masacre de muchos de sus integrantes, negros y mestizos.

Además, la Fundación Nicolás Guillén -poeta nacional de Cuba, padre del tema negro en la lírica vanguardista- auspició un curso que puso de manifiesto las contribuciones sustantivas de los africanos y sus descendientes en este país.

Si bien inobjetables, Granma reconoce que los avances en ese campo son insuficientes y estima que el sistema escolar y los medios de comunicación tienen el potencial para avanzar más en este objetivo.

El articulista advierte que la correspondencia entre oportunidades, y superación, y entre prosperidad material y crecimiento espiritual, pasa por la comprensión de un asunto históricamente enraizado.

Al respecto, el sociólogo Fernando Martínez Heredia señala que “la lucha por la profundización del socialismo en Cuba está obligada a ser antirracista”, pues el racismo entraña desigualdad por antonomasia.

(Tomada de Prensa Latina)