Un periodismo mejor es posible

Un periodismo mejor es posible

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…
Según el estudiante camagüeyano Félix Anazco, la UPEC  debe participar en la evaluación de los profesores en las universidades donde se estudia la carrera de Periodismo. Foto: René Pérez Massola.
Según el estudiante camagüeyano Félix Anazco, la UPEC debe participar en la evaluación de los profesores en las universidades donde se estudia la carrera de Periodismo. Foto: René Pérez Massola.

Por María de las Nieves Gala y Alina Mena

En la jornada vespertina dominical del 9no. Congreso fueron otorgadas a Fidel y a Raúl —guías indiscutibles de la Revolución cubana, que encarnan la generación del Moncada, la del Yate Granma, la de la Sierra Maestra— la Moneda Conmemorativa Aniversario 50 de la UPEC, distinción que recibió para hacérselas llegar Miguel Díaz Canel Bermúdez , miembro del Buró Político y Primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

De igual forma, la Moneda le fue conferida a otras personalidades políticas y del periodismo cubano, entre ellos a Jorge Risquet, miembro del Comité Central del Partido, Armando Hart Dávalos, director del la Oficina del Programa Martiano, y Marta Rojas, Premio Nacional de Periodismo José Martí.

En la última jornada, que se caracterizó por el análisis profundo de la agenda a tratar, Tubal Páez —quien durante casi dos décadas dirigió la UPEC— realizó un llamado para promover de inmediato en todas las delegaciones un análisis de las mejores formas para abordar  lo planteado por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, General de Ejército Raúl Castro Ruz, durante la clausura de la Asamblea Nacional, que excluyan arengas o campañas, e incorporen la creatividad y las iniciativas de los colectivos.

“El compañero Raúl nos ha llamado, junto a otros sectores del país y la sociedad en su conjunto, a hacer suyo el deber de cumplir y hacer cumplir lo que establecen las normas cívicas, las leyes, disposiciones y reglamentos con el propósito de contrarrestar el deterioro de valores morales y cívicos que están en la raíz de las manifestaciones de indisciplina social, ilegalidades, contravenciones y delitos”, señaló Tubal.

El  acuerdo expuso que, por la dimensión y extensión de estos problemas, solo es posible erradicarlos con la participación del pueblo y, en ese sentido, los periodistas y los medios deben desempeñar un papel decisivo en la formación de una opinión pública favorable.

Potenciar la formación de periodistas

Entre los temas abordados sobresalió la superación y formación de periodistas, que introdujo en el debate plenario Roger Ricardo Luis. El subdirector del Instituto Internacional de Periodismo José Martí resaltó la importancia de la autopreparación y habló de la importancia de contar en los medios con un diagnóstico acerca de las necesidades de superación, lo cual pueda traducirse en un plan de acción.

En nombre de los periodistas jóvenes del diario Granma intervino Amelia Duarte, quien señaló que las barreras erigidas frente a los temas espinosos de la sociedad solo pueden eliminarse con calidad periodística, talento y esfuerzo. Dijo que “somos atrevidos e inexpertos en muchos sentidos, pero también responsables, creativos”, y subrayó que un periodismo mejor es posible.

Después de haber escuchado a tantos jóvenes, “tan llenos de deseos de hacer”, José Alejandro Rodríguez, del periódico Juventud Rebelde, reseñó lo que él ha llamado la “cátedra invisible”, referido al ejemplo personal, a esos pequeños detalles de la vida, que ellos  tienen la posibilidad de observar en el tránsito por los medios mientras hacen sus prácticas productivas.

Basada en su experiencia de 30  años de quehacer periodístico, Arleen Rodríguez Derivet consideró que aunque son los mismos problemas, “nunca fueron mejores planteados” como en este congreso. “Siento que somos mejores, mientras más críticos seamos con nosotros mismos”.

Dijo que en Juventud Rebelde —“la verdadera universidad donde completé mis estudios”— había que ganarse un espacio para publicar. Recalcó la responsabilidad de los que revisan y colocan en páginas los trabajos de poca factura.

El desinterés por la especialidad de periodismo de algunos jóvenes, el abandono de la profesión una vez graduados, la calidad del profesor universitario y el compromiso de muchos que, pese a los contratiempos, aman la carrera, fueron asuntos tratados.

Sobre la necesidad de potenciar la formación de periodistas, Elsa Ramos, de la provincia de Sancti Spíritus, reclamó que la UPEC debe tener un papel más activo en cuanto a las pruebas de aptitud de la carrera de Periodismo. Hoy en esos exámenes se han invertido los contenidos, y es necesario evaluar, ante todo, la redacción y si el aspirante tiene facilidades para escribir.

De la universidad de Camagüey, Félix Anazco, estudiante de 4to. año de Periodismo, señaló en esta misma línea de pensamiento que la organización debe participar en la evaluación de los profesores en las universidades, donde algunos no son los más idóneos para dar clases de periodismo.

Aseguró que los jóvenes egresados se enfrentan al “fantasma” de los conflictos generacionales, y en ese sentido pidió mayor comprensión y tolerancia. Llamó “a beber del caudal del conocimiento de los de más experiencia” y a aunar fuerzas y espíritu para ser mejores periodistas.

Al respecto, José Alejandro dijo que es necesaria la integración de ambas partes, “el nexo cariñoso entre las personas que tienen experiencia y la gente joven que entra al sector”.

Los periodistas en el centro de atención

Los festivales de la prensa, la emulación, la atención a periodistas en activo y jubilados, los círculos especializados, las casas de la prensa, y la comunicación e imagen propia de la organización, fueron asuntos tratados en la segunda sesión.

La propuesta de convocar a un festival nacional de toda la prensa cubana, el cual propiciará un intercambio profesional y un debate teórico más abarcador, así como la oportunidad de conocer y difundir los más relevantes resultados investigativos del país, fue recogida en el informe.

Por otra parte, se reconoció la importancia de mantener la emulación nacional por la sede del acto central por el Día de la Prensa Cubana, pues permite evaluar los mejores desempeños en organización, superación y otras actividades profesionales.

En el informe sobre el tema, presentado por Bárbara Doval, vicepresidenta de la organización, se alertó acerca de la necesidad de buscar fórmulas de pago que mejoren el salario de los profesionales, eliminen las incongruencias y contradicciones actuales, y se estudie un sistema justo y racional de retribución, más ligado a los resultados inmediatos del trabajo.

Doval destacó que deben producirse alianzas con otros sectores o instituciones, como  por ejemplo, en temas de salud y recreación, así como promover estilos de vida saludables, teniendo en cuenta que el sector requiere una atención diferenciada por su edad promedio y la tensión, intensidad y diversidad de horarios.

Espacio para la superación

En torno a los círculos  especializados se reiteró que debe encaminar sus acciones a la superación y continuar con la promoción de seminarios, talleres y otras acciones para socializar saberes y divertimento.

Pedro de la Hoz, del periódico Granma, se refirió al  círculo de periodistas de cultura, que —según dijo—debe ser redimensionado y fortalecido, a partir de las realidades culturales que vive el país. Añadió que si bien es sumamente importante reflejar los cambios en el modelo o económico, no se puede separar la vida espiritual de esas transformaciones.

El colega, Ariel Terrero señaló que en los últimos años ha declinado la labor de los círculos especializados, y faltado consenso en cuanto a su utilidad. En tanto, Iramis Alonso, directora de la revista Juventud Técnica, reconoció el peso que tuvo el círculo de periodismo científico en su formación, e insistió en que no se puede sustituir el papel de estos en la formación de las nuevas generaciones de periodistas.

Al abordar el tema de los profesionales jubilados del sector, Eduardo Yassel,  de La Habana (delegación integrada por 185 miembros), mostró la disposición de ese valioso grupo de colegas de servir como tutores y oponentes en las tesis de grados, encuentros interactivos con egresados jóvenes, impartir talleres y sumarse al movimiento de profesores Elio Constantín.

Momentos gratificantes

Con carácter excepcional, el 9no. Congreso confirió el Premio de la Dignidad a Tubal Páez; quien además junto a Ernesto Vera, y Julio García Luis (de manera póstuma) fueron declarados Presidentes de Honor de la organización. De igual manera, Jacinto Granda recibió el Premio de Periodismo José Martí por la obra de toda la vida.

Un momento especial lo constituyó la presentación del libro Revolución, socialismo, periodismo. La prensa y los periodistas cubanos ante el siglo XXI, de Julio García Luis.  Rosa Miriam Elizalde resaltó que este texto con altura académica “constituye un homenaje a uno de nuestros grandes paradigmas de revolución y de revolución en el periodismo”.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu