Arreglar su moto no estaba en su contenido laboral

Arreglar su moto no estaba en su contenido laboral

Desde Guantánamo nos llega la respuesta   de Jacinto Montoya Estrada, director   provincial de los Joven Club de   Computación y Electrónica, a propósito   del comentario La (in)seguridad informática,   que publicamos el 20 de mayo,   a partir de la carta de Rauder Matos   Alba, quien fuera instructor de uno de   esos centros en Baracoa.

El funcionario completa la historia   que no quedaba clara en la misiva   original, sobre la reclamación de la dirección   de los Joven Club ante el Tribunal   Municipal, en contra del fallo del   órgano de justicia laboral de base que   rectificó la medida de separación definitiva   de Matos, por otra de traslado   temporal a una plaza de menor remuneración   o calificación, o de condiciones   laborales distintas, por un término   de seis meses.

En esa instancia de justicia ratificaron   la primera medida de la administración,   porque “el trabajador   incumplió con el reglamento disciplinario   interno que previamente discutió   y se aprobó por los trabajadores y con   las medidas de seguridad informática,   pues la información que obtuvo del sitio   que visitó no fue con vistas al desarrollo   de su trabajo, sino para su beneficio   personal, lo que no se encuentra dentro   de su contenido, ni en el objeto social de   la entidad, no debiendo usarse los medios   informáticos en fines ajenos a los   del centro…”

La sentencia no alude a pornografía   como refirió el trabajador, sino que   responde —explica Montoya Estrada—   a la navegación de Rauder durante casi   una hora por un sitio de clasificados,   según el instructor, para buscar información   “sobre la buena explotación y   el mejor funcionamiento” de una moto   Karpaty de su propiedad.

A ello el director provincial de los   Joven Club suma otros errores en   el uso de Internet, que interpretaron   como un posible modo de eludir las trazas   en la navegación, más “deficiencias   y errores” previos de diversa índole, por   las cuales el trabajador fue liberado en   el 2009 como especialista principal y   luego ya de instructor recibió una amonestación   pública y una evaluación de   deficiente en el 2011.

Con independencia de la inadecuada   trayectoria que habla en contra del   instructor de Baracoa, toda la argumentación   del director provincial de   los Joven Club en Guantánamo lo que   hace es confirmar aún más nuestra posición   inicial de que las entidades tienen   que revisar criterios, excesivamente   restrictivos tal vez, en la exigencia con   frecuencia muy subjetiva de las normas   de seguridad informática, más aún con   las perspectivas de una ampliación progresiva   del uso de Internet en nuestra   sociedad.

¿Dónde empieza y termina el límite  entre contenido de trabajo y beneficio   personal, entre objeto social de la entidad   y uso de los medios informáticos   con fines ajenos al centro, si un trabajador   busca información en un sitio de   clasificados para reparar la motocicleta   con que va cada día a laborar?

7 comentarios en Arreglar su moto no estaba en su contenido laboral

  1. Mi comentario solo es recomendar a los directivos que aplican en situaciones como estas, ver varias veces y APLICAR siempre la eseñanza que ofrece la Intervención del profesor Manuel Calviño en el taller de preparación de jefes y sus reservas con el tema: “Es posible cambiar la mentalidad”.

  2. El nivel de superación de cada persona debe ser cada vez mayor, ampliar sus conocimientos para llegar a poseer una cultura general integral nos hace cada día más dependientes de la tecnología y si por el solo hecho de conocer como se repara una moto, o como se le da mantenimiento a una computadora o cualquier aspecto que engrandece nuestro saber, los directivos van a pensar en diversas opciones ajenas o calificadas como fuera del contenido de trabajo, tendrían que sancionar a gran por ciento de trabajadores en todas las empresas, es necesario valorar, revisar y rectificar errores que una vez cometidos afectan a un trabajador sin necesidad.

  3. Joel: a título personal, no del periódico Trabajadores, les sugiero averiguar con un abogado si esas indicaciones del director general de Joven Club violan las leyes y preceptos constitucionales sobre el derecho de los ciudadanos al secreto de su correspondencia, y cómo podrían probarse tales procederes de manera que se presente una acusación ante la fiscalía. Aquí tenemos que ordenar todo y nadie puede actuar por encima de la ley.

  4. Excelente articulo compañero periodista Francisco Rodriguez, gracias ,le deseo mucha salud para usted.Y ahora para rematar, el Director General de los Joven Club Raúl Vantroi Navarro propuso en el recién concluido Seminario Nacional para Cuadros de las Direcciones Provinciales,Dirección Municipio especial Isla de la Juventud y Palacio Central de la organización, reducir la cantidad de correos con salida al exterior de Cuba de 40 a 25 so pretexto de que no los necesitan para cumplir sus funciones. Los trabajadores participantes no estuvieron de acuerdo pues esto es como especie de un estimulo para ellos y es importante para que las personas se comuniquen con sus familiares y amigos del exterior. El dijo que esto seria evaluado y ordeno a su jefe de Tecnología realizar un estudio para saber que escriben los trabajadores en los correos y para donde y a quien le escriben.

  5. Hay momentos en que si se puede hacer este tipo de revisión pero esto depende del sitio y del momento en que el trabajador utilice su cuenta y para que la utilice, ahora en el caso de este trabajador, simplemente en casi todos los casos se aprovecho de su cargo para otras cuestiones que no estan dentro del reglamento y afectaba su imagen como especialista Principal.

  6. Bien por el criterio que deja el periodista al final de la respuesta dada por el director provincial de los Jocen Club de computación, como el mismo va a negar el objeto social de estas instituciones.

  7. Estimado Francisco: de verdad en nuestro país hay muchas indisciplinas y conductas negativas, pero estamos llenos de restricciones, subjetivismos, extremismos, interpretaciones y demás que perjudican la formación de valores, la confianza en instituciones y funcionarios y otras cosas mas.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu