Los electores deben sentirse escuchados

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…
Foto: José R. Rodríguez Robleda

Pocos sucesos recuerda Tanelvy Bolaños Borges como el de aquella noche cuando  le solicitaron aceptara ser nominado  para delegado del Poder Popular. “Estaba  a punto de cumplir 22 años y eso fue  un orgullo tremendo, pues la petición  provenía de los vecinos que me habían  visto crecer”, revela ahora mientras  desempeña su tercer mandato en esta  responsabilidad de gobierno.

No obstante, a esa edad Tanelvy ya  acumulaba experiencias. A los 16 años  integró el comité municipal de la UJC  en Playa, y además había sido dirigente  de la organización en la otrora escuela  de formación emergente de maestros  primarios Revolución Húngara de 1919  —en Melena del Sur— donde estudió y  luego laboró como profesor.

En la actualidad dirige la escuela  Abraham Lincoln, ubicada en la barriada  de Romerillo, en su municipio, y  allí disfruta su quehacer, como maestro  primario en las aulas de sexto y segundo  grados.

El joven delegado de la circunscripción  105, en el consejo popular de Santa  Fe, considera que esta labor es de gran  trascendencia. En el 2007 salió electo y  un año después asumió la presidencia de  la comisión municipal permanente que  atiende Educación, Cultura y Deporte.

“En el presente mandato fui propuesto  en varias áreas de nominación.  Yo había planteado algunas proyecciones  que tengo desde el punto de vista  profesional, y la gente me dijo: ‘si  cuando usted laboraba en Melena del  Sur todo salió bien, por qué ahora no’.  El hecho de que confíen me hace sentir  bien.

“En el Poder Popular he aprendido  mucho y, sobre todo, de organización del  trabajo. Antes, los problemas los veíamos  desde la óptica del simple ciudadano.  Ahora los enfrentamos desde otro  estatus, siempre pensando en el colectivo”.

Como representante del pueblo en  su comunidad, la gestión de gobierno le  complace. “Es cierto que no siempre podemos  dar solución a los planteamientos  de la población, pero estoy en la obligación  de orientarla.

“Lo más difícil es brindar una respuesta  oportuna y concreta en las rendiciones  de cuenta. Luego nos queda  dar seguimiento a las inquietudes, las  cuales aparecen muchas veces cuando  exploramos el grado de satisfacción de  la gente.

“¿Cuánto me ha aportado el magisterio?  Mucho, la paciencia ha sido fundamental. Lo otro es prestar atención  a lo que plantean los ciudadanos. Los  electores deben sentirse escuchados, de  ahí se deriva la confianza en el proyecto  de sociedad que hoy construimos.

“Se puede dar el caso de que una  persona afronte un problema determinado,  entonces la acompaño en ese proceso,  creo un nivel de empatía, trato de  apaciguar su estado de ánimo. A veces  falta la explicación oportuna, rápida, y  eso echa por tierra todo lo que se hace  en otros órdenes”.

¿En esto inciden las respuestas que  deben dar los organismos ante una situación  determinada? 

Hay cuestiones que en estos momentos  no están en manos de los directivos  en las instancias municipal y provincial,  incluso ni de la propia nación. No  obstante, trato que los representantes  de los organismos comprendan que  ellos también forman parte del pueblo  y están en el deber, en la medida de las  posibilidades, de aliviar y resolver las  dificultades.

Algún consejo para los que comienzan  en esta labor… 

Es fundamental tener confianza en  nuestro Gobierno revolucionario. A veces  ocurre que un mal trabajo conduce a  la decepción, a pensar que todo va mal.  Cuando uno confía en el sistema está  convencido, entonces puede explicar y  argumentar con más elementos.      Por eso es importante contextualizar  los hechos, los problemas, conscientes  de que no todo resulta fácil. En la  actualidad hemos reconocido los errores  cometidos; enfrentamos los problemas  sociales; nos proponemos un mejor  modelo económico en aras de sustentar  el socialismo, y una guía para la acción  son los Lineamientos de la Política Económica  y Social del Partido que, sin  duda, nos permitirán avanzar.

Un comentario en Los electores deben sentirse escuchados

  1. ademas de escuchados,tienen que sentirse reprecentados,es uno de las deficiencias del sitema electoral cubano,sobre todo la identificacion con quienes los representan en el parlamento nacional y las asambleas provinciales,no existe una conexion real entre el diputado en forma general y los lugares que este representa,no logro asimilar completamente el nuevo lugar donde radicara la asamblea nacional(el capitolio)pero estoy de acuerdo y ademas creo que es una brillante idea y mejor desicion

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu