Ya está el café

Ya está el café

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Por Fernando Rodríguez Sosa

El café, junto al tabaco y el azúcar, es, indudablemente, uno de los símbolos de la identidad de la nación cubana. No siempre se conoce, sin embargo, en su real alcance y trascendencia, la historia del aromático grano, que ya pertenece a la más auténtica tradición de la mayor de Las Antillas.

Esteban Llorach Ramos publica ahora un singular libro, que contribuye a develar las memorias que atesora, a lo largo de los siglos, el café. Se trata del volumen sugerentemente titulado Ya está el café (Editorial Gente Nueva, Colección Juvenil, 176 pp), en que se propone, y logra, contar una fascinante y rica historia.

Su empeño es, a través de una amena y documentada narración, relatar el itinerario del café por todo el mundo, desde su remoto origen, en tierras árabes, en el siglo VII, hasta la contemporaneidad. Un recorrido inteligentemente presentado mediante fechas, anécdotas, leyendas,  recuerdos…

Los lectores de Ya está el café conocerán, así, que la primera referencia literaria a la bebida pertenece al filósofo y astrónomo Al-Razi (865-923); que, en 1644, por el puerto de Marsella, y desde Egipto, arriban a Francia sacos del grano, y que las semillas, provenientes de Haití, llegan a Cuba, en 1748, para promover un cafetal en la zona habanera del Wajay.

Se interesa Llorach Ramos, igualmente, en comentar de la cafeomancia o lectura del café, en detallar algunas de las vajillas para el consumo de la bebida, en explorar los vínculos del café con varias manifestaciones de la cultura, en recopilar deliciosas recetas y en recordar esos establecimientos encargados en la isla de su venta.  

Son varios los poemas reproducidos por el autor en estas páginas, en los cuales, de una u otra manera, se rinde tributo al café. Uno de esos textos es “La vida del estanciero”, de Francisco Poveda Armenteros, considerado uno de los más relevantes nativistas del siglo XIX cubano. En uno de los fragmentos de esa composición puede leerse:

Por la mañana temprano

se levanta el estanciero:

va a la cocina primero

con un tabaco en la mano.

 

Atiza el guarda-candela

hasta que produce la llama,

después le aplica una rama

y previene la cazuela.

 

Seguidamente procura,

cuando hervir el agua ve,

echarle pronto el café

y un trozo de raspadura.

 

Coge el hacha y raja leña,

carga el agua, va al corral

quita el rejo al recental,

y luego la vaca ordeña.

 

Mientras a estas cosas fue,

su mujer e hijos asoman,

y unidos entonces toman

sus jícaras de café.

 

Experimentado editor y acucioso investigador, Esteban Llorach Ramos (Matanzas, 1950) es autor de más de una veintena de antologías para el público juvenil, con textos, tanto en prosa como en verso, de autores de dentro y fuera de la isla, entre ellos Walt Whitman, José Martí, César Vallejo, Gabriela Mistral y Pablo Neruda.

Entre otros reconocimientos, Lloracha Ramos, quien también ejerce la docencia, ha recibido la Distinción Por la Cultura Nacional, así como los Premios Nacional Honorífico de Promoción de la Lectura  Raúl Ferrer, Romance de la Niña Mala, Magistral La Rosa Blanca y Nacional de Edición, este último por la obra de la vida.

“El café tiene un misterioso comercio con el alma”, escribía el Héroe Nacional José Martí, quien también aseguraba: “el café –forma mejor del oro”. Esteban Llorach Ramos, con Ya está el café, invita a descubrir, a develar, a compartir, esos misterios que encierra la biografía del delicioso néctar negro que, desde hace siglos, ha cautivado a casi toda la humanidad.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu