Vivencias de Cajamarca

Vivencias de Cajamarca

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sin valoración)
Cargando…

Desde Cajamarca (*), el departamento  de la sierra peruana  más plano —y el menos alto  de la cordillera de los Andes a  su paso por ese país sudamericano—,  llegó a la galería Los  Oficios, en La Habana Vieja,  la obra del joven artífice Leider  Calva Guerrero, quien por  estos días exhibe allí sus acuarelas  recreadas en temas eminentemente  socio económicos,  relacionados con la vida de los  campesinos y obreros de esa región  quechua ubicada entre los  2 mil 300 y los 3 mil 500 metros  sobre el nivel del mar.

Considerado como uno de  los más destacados artistas  del Perú, Leider muestra un  conjunto de paisajes que, bajo  el título de Vivencias, resumen  diferentes ángulos de la  existencia, rural y urbana, en  Cajamarca (Caxamarca, del  quechua Kasha Marka) , cuya  población esencialmente vive  de la minería —primera actividad  económica en la extracción  de oro, cobre y mercurio—,  la ganadería y la agricultura.

Sus iconografías constituyen,  ante todo, un compromiso  con la parte más humilde de la  sociedad y devienen expresivas  crónicas cuyos juicios recurrentemente  revelan el lado  oscuro en una zona paradójicamente  prolífica en riquezas  y encantos naturales —con  incipiente desarrollo del turismo—,  en tanto portadora de  una milenaria historia, entre  cuyos acontecimientos más relevantes  se encuentra la captura,  en 1532, del inca Atahualpa,  quien a pesar de haber ofrecido  a la corona española un cuantioso  rescate por su liberación,  fue criminalmente ejecutado  un año después.

“Mi inspiración está basada  en la clase obrera, en los  campesinos, en las organizaciones  sociales, en los maestros  consecuentes y luchadores, generadores  de mentes revolucionarias;  en las rondas campesinas,  dignas de admiración; y  en aquellas personas desamparadas  que solo les queda reclamar  en las calles arriesgando  hasta su vida”, tal ha dicho este  artista graduado de la Escuela  Superior de Bellas Artes Macedonio  de la Torre, en Trujillo.

Asuntos como la contaminación;  la resistencia de los  campesinos ante el desplazamiento  de grandes proyectos  extranjeros en la explotación  de minerales; la lucha por preservar  la tierra y con ella la  producción agrícola y ganadera;  la belleza natural de Cajamarca  y la cultura —sobre  todo, a través de las vestimentas—  de ese pueblo de grandes  contrastes y complicadas  fusiones étnicas, son llevados  sobre la cartulina con exigentes  demostraciones de destreza  en la utilización de la acuarela,  una técnica que le posibilita  enriquecer el lenguaje plástico  mediante transparencias y  efectos de luces y sombras logrados  tras una adecuada aplicación  de una amplia gama de  pigmentos.

“Mis cuadros —afirma  Calva Guerrero— reflejan una  realidad que no es ajena al  mundo que diariamente recorremos,  lo que hago es mirar y  sentir la realidad que vivimos y  sentimos a diario”.  En piezas como Muerte en  la Oroya —lúgubre acusación  en contra de la contaminación  y el dominio capitalista minero—,  en la Laguna Azul y  Guardianes de la vida— ambas  sobre la explotación de los  campesinos—, el creador adjudica  al color un protagonismo  preponderante, aprovechando  el enigma de una técnica que  no ofrece mucho tiempo de  cortejo entre la idea en sí y la  acción de pintarla.

En tal sentido, Leider demuestra  aptitud para emprender  su discurso pictórico  jugándose el todo por el todo.  Para ello se vale de la conjugación  de tres elementos esenciales:  agua, papel y color, asumiendo  los riesgos —inherentes  a este tipo de trabajo— de que  sus obras no alcancen las tonalidades  deseadas, ya que,  como se sabe, muchas veces se  producen disparidades entre la  aplicación acuosa con el pincel  sobre la cartulina y el efecto  finalmente logrado, cuando ese  soporte se encuentra seco y el  pigmento ha perdido brillo.

Sin embargo, él persuade  con las degradaciones de los  colores —cálidos y fríos—, así  como por la contundente expresividad  de cada uno de ellos,  como puede disfrutarse, además,  en obras como las tituladas  Si te falta agua, te sobra  minería; Reflejos; Caminos de  esperanza y Promesa de amor,  en las que la vitalidad cromática  convence al espectador al  punto de introducirlo por los  múltiples laberintos de la vida  de Cajamarca, según la visión  de uno de sus más sólidos creadores  de la plástica.

(*) Cajamarca es la ciudad más  importante de la sierra norte del Perú  y la quinta de todo el norte peruano  después de Trujillo, Chiclayo, Piura y  Chimbote. 

En la Laguna Azul. Acuarela. 75x55cm
En la Laguna Azul. Acuarela. 75x55cm
Muerte en el Oroya. Acuarela. 75x55cm
Muerte en el Oroya. Acuarela. 75x55cm

 

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirectores Editoriales: Alina Martínez Triay y Joel García León
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu