Trabajadores

De naturaleza saludable

La medicina natural y tradicional  (MNT) reúne un conjunto  de procedimientos preventivos,  diagnósticos, terapéuticos y rehabilitadores,  con aval científico  sustentado por la tradición y por  investigaciones, que están incorporados  al sistema nacional de  Salud. En Cuba lo integran las  modalidades refrendadas en la resolución  ministerial 261, del 24 de  agosto del 2009.

Desde el año 1991 el Ministerio  de Salud Pública (MINSAP),  en coordinación con las Fuerzas  Armadas Revolucionarias, la  Academia de Ciencias de Cuba y  otros organismos, elaboró y puso  en práctica un plan directriz para  extender masivamente y en corto  plazo la medicina verde.

Foto: Del autor

Ya en el 2011 se empleó MNT  en más del 35 % de los atendidos  por consulta externa, en el 34,3 %  de las urgencias médicas y el 40 %  de los pacientes que recibieron tratamientos  estomatológicos, cifras  que se incrementaron al compararlas  con etapas anteriores, según  destacó el informe de rendición de  cuenta del MINSAP, presentado  en julio del 2012 ante la Asamblea  Nacional del Poder Popular.

Ahora esos empeños, que han  demostrado su impacto en la calidad  de vida y en el enfrentamiento  a enfermedades crónicas no  transmisibles, están recogidos en  el Lineamiento 158 de la Política  Económica y Social del Partido y  la Revolución.

La MNT en Las Tunas  

“En Las Tunas, como en toda  Cuba, se ha implementado con éxito  el programa para el empleo de  la medicina natural y tradicional”,  aseguró la doctora Libia Lezcano  Faura, responsable de este frente  en la dirección provincial de Salud.  La especialista explicó que el  territorio dispone de un laboratorio  de control de la calidad, el  cual apoya el desempeño de cinco  centros adscriptos a la Empresa de  Farmacias y Ópticas para la elaboración  local de medicamentos  naturales que tributan 32 renglones  del cuadro básico de estos productos.

Están representados por diferentes  grupos farmacológicos para  contrarrestar afecciones como la  presión arterial, circulación, hongos,  catarro, de la piel y parásitos,  entre otras, y su presencia es habitual  en la red de farmacias.

Los  ministerios de Educación y del Interior  disponen de establecimientos  similares para su consumo.  “Además del empleo de la fitoterapia  y la apiterapia, el programa  de la MNT incluye prácticas de  la cultura asiática con la utilización  de acupuntura, temperatura,  estimulación mecánica y magnetismo;  además de la ozonoterapia,  terapia floral, fangos medicinales,  ejercicios terapéuticos y orientación  nutricional naturalista”.

Confirmó que las personas se  acercan cada vez más a estos servicios,  que son más inocuos, menos  invasivos si se comparan con  la medicina convencional, e ilustra  con cifras: “En los meses transcurridos  del presente año han recibido  tratamiento en las diferentes  modalidades 452 mil 497 pacientes  que han acudido a consultas en los  niveles de atención primaria, en  hospitales y clínicas estomatológicas,  incluidos los ingresados”.

En su opinión estos avances  son el resultado de una proyección  coherente, que ha incorporado estos  contenidos a los planes de formación  de los estudiantes en las  universidades de Ciencias Médicas  sobre un sistema de calificación  continuado, con cursos básicos de  posgrado, diplomados y maestrías,  en los cuales los profesionales incrementan  su nivel de capacitación  se preparan y avalan para aplicar  los procederes.

En las áreas de salud  

Todas las instituciones de salud de  la provincia tienen profesionales  preparados en esta materia. En el  policlínico Gustavo Aldereguía,  en el populoso reparto de Buena  Vista, los pacientes colman los  pasillos y en el interior de la consulta  el licenciado Elmer Zaldívar  Henríquez, diplomado en MNT, y  la médica general integral Yennys  Velázquez Rodríguez, atienden a  los enfermos.

“En esta instalación las afecciones  más tratadas en la fase  de rehabilitación son las del sistema  osteomioarticular (hueso,  músculo, articulación); así como  obesidad, ansiedad, hipertensión  arterial, asma bronquial,  síndrome del  túnel carpiano, sacrolumbalgia  aguda y las  secuelas de los ictus  cerebrales”, reseñó Elmer.

Para sortear esos males  cuentan con capital  humano altamente calificado  y los recursos imprescindibles  destinados  a la aplicación de acupuntura  y técnicas afines,  que agrupa a la moxibustión  (calor en sitios determinados  del cuerpo), ventosas  (bombas de succión  a través de una fuente de  calor), digitopuntura (uso  de los dedos), electroacupuntura  (agujas con  corriente) y terapia con  imanes.  Los pacientes opinan…  “A pocas horas de nacida,  Dayana sufrió una  parálisis cerebral que le ocasionó  limitación de movimientos del  lado derecho del cuerpo”, cuenta  Yamila, su mamá, quien habla con  satisfacción de los avances experimentados:  “Mejora, ya resolvió el  problema del brazo derecho y confío  en la rehabilitación completa”.

A Eduardo un ictus cerebral le  dejó como secuela la inmovilidad  de sus extremidades izquierdas,  pero “le tengo fe a este tratamiento  (acupuntura y otras técnicas relacionadas);  me siento más cómodo  y he mejorado”.  Similares opiniones dio Gonzalo,  quien bajo los influjos de la  magnetoterapia, los ejercicios de  fuerza y masajes se recupera de  una dolencia asociada a cuadros  epilépticos.

La maestra Mayra desde enero  no ha podido pararse frente  a sus pupilos, porque una bursitis  calcificada la aleja de su profesión:  “Los dolores me impiden escribir  en la pizarra, preparar las clases.  Siento mareos… Muchas sensaciones  desagradables, pero he ido  mejorando gracias a estos tratamientos”.