En la piel de Kid Chocolate

En la piel de Kid Chocolate

Kid Chocolate en la piel del actor Jorge Caballero. Foto: Carl Moore
Kid Chocolate en la piel del actor Jorge Caballero. Foto: Carl Moore

Carl Moore no había oído hablar de Kid Chocolate. Ya ven, los que para nosotros son celebridades, para otros son perfectos desconocidos. Kid Chocolate, para los que no lo sepan, fue uno de los más grandes boxeadores cubanos de todos los tiempos. Campeón múltiple, ícono de cientos de boxeadores. Pero Carl Moore no lo conocía. Su primera información sobre esa gloria deportiva la tuvo desde el arte. Vio un espectáculo unipersonal de un actor cubano, en México.

Jorge Caballero fue el actor. Y el personaje era precisamente el “Kid”. Carl Moore quedó admirado por la fuerza del actor, por la plasticidad de la puesta. Hizo fotos. Y ahora una selección de esas instantáneas se exhibe en el céntrico edificio de La Periquera, en Holguín, ciudad que está celebrado la edición 20 de las Romerías de Mayo, la fiesta de los jóvenes artistas.

Vamos por pasos, hay que presentar a Carl Moore. Se trata de un destacado fotógrafo norteamericano, profesor en varias universidades estatales de su país. Un día decidió venir a Cuba (pasando por el trámite de todos los permisos del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, circunstancia que Moore le parece desafortunada y hasta estúpida) y casi por pura casualidad se enteró de que Holguín celebraba este festival de las juventudes artísticas, una cita que asumía la cultura en su espectro más amplio (de hecho, este año habrá una conferencia de Alcides Sagarra, uno de los fundadores de la escuela cubana de boxeo) y se las arregló para participar y exponer.

Sus fotos, de grandes dimensiones (1,5 x 1 m), se expondrán durante estos días en el vestíbulo de La Periquera, uno de los inmuebles más célebres de la ciudad cubana de los parques. Son imágenes de singular belleza, que recrean escenas del espectáculo protagonizado por Jorge Caballero. Pero el que está en las fotos no es exactamente Caballero.

Esa criatura que Moore ha inmortalizado tiene los ángeles y demonios del célebre boxeador.

La monocromía de las fotos, la estudiada “incorrección” de algunos encuadres y el estudio detallista de los gestos y de las actitudes… narran la historia de un deportista que asumía el boxeo como esencia de vida. Eso: las fotos narran. Si te pones a ver, son ellas mismas puesta en escena.

Escribir comentario

© 2018 Trabajadores. Órgano de la Central de Trabajadores de Cuba
Director: Alberto Núñez Betancourt
Subdirector Editorial: Alina Martínez Triay
Territorial y General Suárez. Plaza de la Revolución. La Habana, Cuba. CP: 10698
Fax: 053 (7) 555927 E-mail: digital@trabajadores.cu