Trabajadores

Boxeadores cubanos estarán en Serie Mundial

Este 26 de abril el boxeo cubano volvió a ser noticia, sin ganar una medalla mundial u olímpica. Tan solo bastó el anuncio oficial de que nuestros pugilistas competirán en la cuarta edición de la Serie Mundial, hecho por el
presidente de la Federación nacional Alberto Puig, en un encuentro con la prensa nacional.

El federativo puntualizó que el objetivo de esta decisión es conocer a los rivales y confrontar con los mejores boxeadores del mundo que estarán luego en Juegos Olímpicos y campeonatos mundiales, al tiempo que responde a la invitación hecha personalmente por el titular universal Wu Ching-Kuo.

Hasta el momento doce países han oficializado su inscripción en la lid, organizada por la Asociación Internacional de Boxeo (AIBA), y que comenzará el venidero 15 de noviembre hasta su etapa final en mayo del 2014, con un sistema de competencias de cinco divisiones.

Argentina, México, Estados Unidos, Italia, Rusia, Ucrania, Azerbaiján, Kazajastán Polonia, Argelia, Alemania y Cuba son las naciones confirmadas, que fungirán como franquicias de los 20 pugilistas que pueden agrupar, quienes pelearán sin camisetas ni cabeceras y a cinco asaltos de tres minutos cada uno.

Puig argumentó que la escuela cubana de boxeo está en condiciones de asumir ese reto, dado el nivel de preparación de nuestros boxeadores y entrenadores, al tiempo que aclaró que la nómina nuestra estará compuesta 100 por ciento por pugilistas nacionales, a diferencia de otras franquicias que pueden contratar los servicios de atletas de otros países.

En la Serie Mundial se disputarán los premios en 54 kilogramos, 61, 73, 85 y +91, lo cual requerirá un ajuste en el peso de nuestras principales figuras, en tanto la AIBA ratificó días recientes que este certamen otorgará 30 plazas para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Sin dudas, este 26 de abril pasará a la historia como una fecha en que el boxeo cubano, el más premiado de nuestros deportes en torneos mundiales y olímpicos, asume un compromiso más profundo con su pueblo: demostrar que nos podemos insertar en cualquier competencia con calidad y fidelidad a nuestros principios.